jueves, 23 de febrero de 2017

Travel Essentials: Cómo No Fallar Cuando Hagas La Maleta En Tu Próximo Viaje

Fitness And Chicness-Travel Essentials
March, one of my favourite months for travelling, is approaching and I thought you'd like to know my travel essentials and my foolproof tips for a perfect suitcase. 
 
Llega marzo, uno de mis meses favoritos para viajar, y se me ha ocurrido contaros mis trucos infalibles para hacer una maleta perfecta y no volvernos locas metiendo cosas ni encontrarnos en nuestro destino con que nos falta algo esencial.

A fuerza de hacer muchas maletas tanto por trabajo como por placer (desgraciadamente menos de lo segundo que de lo primero) he ido recopilando una serie de trucos y tareas que nunca fallan y que siempre tengo en mente y en la agenda en cuanto tengo un nuevo destino a la vista. Así que aquí los tenéis, a ver si os vienen bien:
 
Planifica todos los modelos que vas a necesitar según cada ocasión y lo que vayas a hacer. No es lo mismo un viaje de negocios con reuniones que uno de playa, de aventura en la montaña o para conocer una ciudad como Londres. Así que, según a dónde vayas a ir y lo que vayas a hacer, piensa qué tipo de ropa necesitas. Después, apunta en un papel cada uno de los looks que necesitas cada día al completo (incluidos complementos, ropa interior, zapatos, etc.). Es una tarea un poco tediosa -aunque a mí sinceramente me encanta porque ya me voy imaginando qué experiencias voy a vivir en cada ocasión-, pero merece la pena.

Una vez decididos todos los looks que vas a necesitar, comprueba si entre ellos puedes combinar prendas. Por ejemplo, un vaquero boyfriend puede servirte para patear la ciudad por la mañana con unas sneakers y una camiseta, y para salir por la noche a cenar con unos tacones y un top. Un vestido largo puede llevarse de manera informal o más arreglado según sean los complementos con los que lo llevemos. Y un bolso pequeño de bandolera puede servirte para llevarlo cruzado durante el día e ir cómoda, y como clutch de noche si le guardas el asa por dentro. Esto depende, claro está, de si puedes reutilizar una prenda más de una vez en dos looks diferentes (personalmente, si me pongo una camiseta para caminar por una ciudad durante todo el día, no me la puedo poner por la noche con otro look por mucho desodorante de alumbre que use 😅).

Si puedes, elige una gama cromática y lleva la mayoría de prendas de esas tonalidades. Así te será más fácil combinarlas entre ellas y con los complementos. Por ejemplo, si optas por el blanco y negro te será muy sencillo combinar las prendas entre sí y además los complementos podrán ser de casi cualquier color (rojo, azúl, tonos tierra, verdes...). Si te fijas en la foto que ilustra el post, para un viaje de verano yo opté por los tonos blancos y negros y los motivos naúticos. Perfectos para la época del año y súper combinables entre sí.

No lleves más de 3 zapatos. Unas zapatillas o sneakers, unos salones o zapatos de tacón y unas alpargatas o bailarinas. Con esos tres estilos podrás vestir de mil maneras según el lugar y la ocasión que tengas por delante. Si las sneakers te sirven además para entrenar, punto extra. Los salones te irán bien para una reunión de trabajo o una cena -y puedes llevarlos perfectamente con vaqueros- y las alpargatas o bailarinas sirven para caminar cómoda durante el día, para una cena informal o incluso para montar en un barco.

Ten siempre en casa un neceser listo. Si en lugar de preparar las cosas de arreglarte que vas a necesitar a toda prisa mientras haces la maleta tienes un neceser siempre preparado en el que vas añadiendo lo que se va gastando, será más difícil que te olvides algo como el cepillo de dientes, la crema suavizante o el lápiz de ojos. Yo particularmente siempre tengo uno al que le añado además las típicas muestras que me regalan y que son perfectas para los viajes. Además, cuando lo estoy revisando para comprobar que está todo 👌 voy haciendo mentalmente las cosas típicas de cada mañana para ver que llevo lo que necesito: me visualizo duchándome y pienso en que necesito el champú y el gel; luego me visualizo fuera de la ducha y pienso en toooooodo lo que me pongo o necesito: el desodorante, la crema para el cuerpo, el aceite para el pelo, el peine, los bastoncillos, el tónico para la cara, el serum, la crema... etc. Así hago un repaso total y no se me olvida naíca. 😉

Y lleva siempre un porsiacaso extra de ropa interior, un foulard que te sirva de bufanda, pañuelo y manta de viaje y una chaqueta que te vaya con todos los looks que has preparado -aquí mis preferidas son las vaqueras, porque son súper versátiles y pueden incluso sofisticarse con un broche.

Estos son mis trucos o normas cada vez que hago maletas, y la verdad es que hasta ahora me han ido bastante bien. ¿Cuáles son las vuestras? Otro día os cuento otras cosas que siempre hago, sobretodo si voy en avión, ¡que además me flipa!