5 MANERAS DE SIMPLIFICAR TU VIDA Y GANAR TIEMPO PARA TI

Fitness And Chicness-5 Maneras de Simplificar tu Vida-1

Have you thought how much time you waste everyday doing pointless things? Here are some tips on simplifying your life and having more time for you.


Si hay algo que el 99% de la población querría tener, eso es más tiempo para dedicarse a sí mismo, a la familia, a las aficiones o, simplemente, a no hacer nada. Pero, ¿de dónde podemos sacarlo? Hoy te traigo 5 maneras de simplificar tu vida que te harán ganar tiempo para dedicarlo a lo que quieras.



¿Te has parado a pensar las mil cosas que haces cada día que no te aportan nada y te hacen perder minutos y hasta horas? Vale, puede que mil no sean, pero son unas cuantas, y te voy a dar mis ideas para eliminarlas o al menos simplificarlas para hacer tu vida más sencilla y de paso tener más tiempo libre.

Simplifica tu armario. Sé que decirle a alguien (sobretodo a una mujer, seamos sinceras) que no tenga tanta ropa es poco realista, pero sí hay algunas cosas que nos harán dejar de perder el tiempo cada mañana pensando qué ponernos:

  • Deshazte de todo lo que no te has puesto en un año porque no te está bien, no se lleva o está en mal estado. Puedes guardarlo en el trastero, regalarlo o tirarlo directamente a la basura, según corresponda. Esto va a liberar espacio en el armario y además te quitará paja a la hora de pensar en lo que tienes cuando te plantes delante para ver qué te pones.
  • Haze una lista o una hoja de Excel con todas las prendas que tienes y sus posibles combinaciones. Además de darte una buena idea de conjuntos que no se te habían ocurrido, verás que tienes más posibilidades de las que pensabas a la hora de vestir -y, posiblemente, que tienes más ropa de la que necesitas-.
  • Haz una especie de menú semanal cada domingo con los outfits de la semana siguiente. Tardarás diez minutos que no perderás cada mañana al levantarte. Y diez minutos son menos que cincuenta...
  • Lo mismo vale para complementos como zapatos, bolsos y bisutería.

Simplifica tus cosméticos. Soy la primera que tiene en el baño decenas de serums, cremas, limpiadoras y otros potingues, además de un arsenal de maquillaje que ya quisieran muchas vedettes (y me encantaría decir que mi trabajo es probarlos y en cierta medida así es, pero es más afición pura y dura). Pero tengo una forma de no perder el tiempo: los cosméticos los tengo organizados por momento del día en que me los pongo (la limpiadora, el serum, el contorno de ojos y el protector solar que uso por la mañana, a un lado; la limpiadora, el serum, el contorno de ojos y la crema que uso de noche, a otro). Así los voy cogiendo automáticamente por orden de uso y no pierdo segundos valiosos en pensar qué producto me toca en cada momento. Además, como mi maquillaje diario es mucho más sencillo que si voy a un evento especial, tengo en un neceser los básicos que uso en el día a día, y no pierdo el tiempo buscando en los cajones donde tengo los otros mil productos el corrector, los polvos, la máscara, etc.

Simplifica tu vida tecnológica. ¿Cuántos mails recibes al día de esos que sin leerlos directamente los eliminas porque son de promociones, publicidad o información que no necesitas? Yo antes más de 10. Así que hice limpieza y me di de baja de listas de suscripción, y te aseguro que he recuperado unos cuantos minutos al día. Sí, probablemente no me entere de que Biotherm tiene un descuento por ser el día de los Océanos, pero sinceramente a mi tarjeta de crédito también le doy así un respiro.

Lo mismo puede aplicarse a hacer limpieza de fotos, documentos y apps que tenemos en el móvil y el ordenador que no usamos nunca o que se han quedado antiguos o no necesitamos. Esta es una tarea que te puede llevar un buen rato un día (te lo dice alguien que tenía 7000 y pico imágenes y no sé si unas 12 apps de edición de fotos en el móvil, y cuyo ordenador tardó el otro día ¡5 horas! en hacer una copia de seguridad) pero que además de liberar un montón de memoria en el dispositivo te liberará de estar varios minutos buscando una foto o documento en particular si no sabes exactamente dónde está, por ejemplo.

Simplifica tus tareas domésticas. No todos podemos permitirnos tener ayuda en casa para la compra, limpieza, plancha, cocina, etc. Pero si puedes hacer un par de cosas que te ayudarán:

  • Plantéate hacer la compra online. Si no de productos frescos porque te gusta ir al mercado y ver la fruta, verdura y pescado que compras, al menos sí de los productos secos que siempre compras de la misma marca: detergente, huevos, pasta, productos de cuidado personal, leche, legumbres, etc. Además de ahorrarte el trayecto de ir y volver y lo que tardas en el establecimiento en coger todo, pagar y llevarlo al coche, te lo van a subir a casa.
  • Ten siempre una hoja de Excel en la que apuntes lo que se va terminando y hay que comprar. Pon en cada fila el nombre de cada artículo que sueles comprar (leche, huevos, limones, pollo, etc.) y en cada columna una X si en la lista de esa semana/mes hace falta comprar ese artículo. Así no tienes que estar escribiendo cada vez "pollo", "calabacines", etc. en la lista. Si además ordenas los artículos por secciones, también te ahorras dar vueltas en el súper porque te aparece de repente que tienes que comprar ambientador cuando ya te has ido a la sección de frutería.
  • Haz un menú semanal de lo que vas a cocinar cada día. Además de no perder el tiempo pensando qué haces de cenar hoy, harás la compra en función de ese menú (y no se te olvidará nada ni comprarás nada que no necesites) y hay más probabilidades de que cocines más sano.
  • Dedica cada día media hora o una hora a hacer una tarea de casa. Puede ser pasar la aspiradora y fregar, o limpiar los baños, o planchar. Depende, claro, del tamaño de tu casa, pero es mejor dividir en varias tareas pequeñas y hacer una cada día que tener que estar un día entero (que, si trabajas, tiene que ser el fin de semana) haciendo todo de una vez.

Simplifica tu vida social, la real y la virtual. A lo largo de mi vida me he dado cuenta de que no quiero tener a mi alrededor gente tóxica que sólo se queja y que no aporta nada positivo a mi vida. Me gusta la gente que suma, la que no te exige que estés pendiente de ella día y noche para sentir que sois amigos. Y eso ha significado dejar de ver a supuestas amistades. Al principio cuesta y te sientes culpable, pero a la larga es muy liberador. Además del tiempo libre que deja... Con las redes sociales pasa lo mismo. Antes me esforzaba por estar siempre pendiente de lo que publicaba todo el mundo, de dar likes y comentar... ahora simplemente lo hago cuando puedo y cuando me apetece. Si eso significa que no soy la instagramer con más seguidores e interacción del mundo, lo asumo. Aunque eso no quita que todos los días dedique un tiempo a estar al día con mis seguidores y con la gente a la que sigo, claro. Que, como decía antes, es también parte de mi trabajo (digo esto con la ceja levantada porque no soy blogger profesional, como sabéis, pero suena tan bien...).

¿Alguna idea más para simplificar nuestra vida que se te ocurra o que ya practiques?