lunes, 19 de diciembre de 2016

Planificando Mi Día Ideal. ¿Cómo Sería El Tuyo? Vamos A Hacerlo Realidad

Fitness And Chicness-Planificando Mi Dia Ideal-1
Have you ever dreamed of how your perfect day would look like? Why not designing it now that a new year is approaching? Let's make some personal coaching and you'll see it's not as difficult as it seems!

¿Alguna vez os habéis planteado cómo sería vuestro día ideal? ¿Y si lo diseñamos ahora, que se está aproximando un nuevo año, en plan coaching personal? Os aseguro que ayuda mucho a conseguir hacerlo realidad. Mirad:
 
Dicen que para conseguir hacer nuestros sueños realidad primero debemos convertirlos en planes. Y un plan sale mejor si lo ponemos por escrito, para ver con claridad cuáles son los pasos que debemos a dar, uno tras otro, para llegar a nuestro objetivo.

Imaginad que nuestro plan es conseguir tener, cada día, un día perfecto. Tanto en las cosas que podemos hacer en él como en nuestras sensaciones al llegar el momento de acostarnos. ¿No sería genial conseguirlo? Pues tengo una forma de acercarnos cada vez más a él, a pesar de nuestros quehaceres y obligaciones diarios.

Lo primero es diseñar o imaginar cómo sería nuestro día ideal. El perfecto. Como si no tuviéramos ninguna obligación y el dinero no fuese un problema. Os cuento el mío:
 
Me levantaría temprano, sin necesidad de despertador y descansada. Con energía para afrontar toda la jornada. En la cama, planificaría mi día pensando en mis tareas tranquilamente.
 
Haría ejercicio durante un buen rato, y después de una ducha desayunaría en mi terraza un poco de fruta, un té, un batido de verduras y unas tortitas de avena. Mientras, leería una revista o me pondría al día con mis redes sociales, o con mis podcasts. Ah, y me pondría una mascarilla en la cara.
 
Más tarde, después de trabajar en casa, saldría a la calle a hacer las tareas que necesitara hacer y a pasear con mi chico, a disfrutar de la ciudad tan bonita en la que vivimos, y comeríamos en un sitio perfecto (¿como Löwe Gastro & Drinks, por ejemplo? 😉). Y no me dolerían los taconazos que llevara -eh, que es mi día ideal y yo sueño lo que quiero...-
 
La tarde la pasaríamos yendo al cine y haciendo algunas compras (que ya ni me acuerdo de lo que es eso), y volveríamos pronto a casa para sentarnos un rato a leer o escuchar música en el sofá con una buena manta. Después, cocinar una cena rica y sana -y rápida-, para ver una peli y acostarnos pronto.

Antes de dormir, unos estiramientos o asanas de yoga y cinco o diez minutos de meditación, perfectos para conciliar el sueño rápidamente.

Como veis, son cosas sencillas y fáciles de conseguir... Está claro que no todas las puedo hacer cualquier día de mi vida, pero sí que puedo intentar hacer alguna de ellas. Aunque sea un par de veces a la semana. Bien, pues la esencia de todo esto es ver, en nuestra vida real, la del día a día, cómo podemos incluir alguna de estas actividades o sensaciones en ella para que al llegar la hora de acostarnos estemos un poco más contentos y satisfechos. ¿Verdad que puedo levantarme algo más temprano tres días en semana y hacer ejercicio? ¿Y que puedo dejarme el desayuno medio hecho por la noche para tener más tiempo por la mañana para disfrutarlo? ¿Y que aunque sea una vez a la semana podría reservar un poco de tiempo para pasear con mi marido o leer en el sofá antes de cenar? Pues eso es lo que quiero que intentéis hacer vosotros. Escribid cómo sería vuestro día ideal, paso por paso, viendo todas las cosas que os gustaría hacer en él. Y luego pensad cuáles de esas cosas podéis incluir en vuestra vida real, aunque sea alguna vez a la semana.

¿Qué os parece esta idea? ¿Creéis qué es fácil conseguir acercaros un poco más a vuestro día ideal? ¿Cómo sería el vuestro? ¡Contadme, que me encanta leeros!