lunes, 26 de diciembre de 2016

Cómo Simplificar Tu Vida (Y Aprovechar Mejor El Tiempo)

This picture is from this Mosca y Bendito post, but it represents perfectly the way I feel when I simplify my life and maximize my time. Here you have some tips so you can feel the same way as me and the gipsy girl on Whatsapp emojis 💃

La foto es de este post de Mosca y Bendito, pero me sirve perfectamente para ilustrar la sensación que tengo cuando consigo simplificar mi vida y aprovechar mejor mi tiempo: como la gitanilla del Whatsapp 💃 Te doy unas cuantas ideas para que tú también tengas esa sensación.

Creo que, además, este post viene genial ahora que estamos en medio de la vorágine de la Navidad con sus mil eventos, nuestras tareas cotidianas y el cansancio acumulado que llevamos ya todo el año. Seguro que estas ideas te vienen bien estos días y para implementarlas como algo a lo que recurrir a menuedo como propósito de año nuevo:
1. Planifica tus estilismos con antelación. Pocas cosas son más estresantes y nos hacen perder más el tiempo que plantarnos delante del armario cada mañana -o justo antes de nuestro evento- esperando que nos llegue la inspiración para ver qué nos ponemos. Si a menudo te pasa eso, te propongo una tarea:

-Haz inventario de todo lo que tienes. Todo. Hazte un Excel y apunta cada tipo de prenda en una columna diferente (es decir, en la columna PANTALONES escribe debajo "pantalón de vestir negro", "pantalón de piel", "vaquero blanco", etc. y así con cada categoría).

-Piensa en diferentes combinaciones de esas prendas para crear looks distintos y apúntalos. Por ejemplo: "Pantalón negro de vestir + camisa de seda champagne + cardigan crema + salones de piel negros". Harás, obviamente, looks más arreglados o apropiados para ir a trabajar o eventos serios, y otrs más informales. Apunta esos looks en diferentes columnas según sean de un tipo o de otro.

Sé que esta tarea te llevará tiempo la primera vez que la hagas, pero te ahorrará mucho posteriormente, así que los minutos invertidos merecerán mucho la pena.

-Cada domingo, coge tu tabla de estilismos y escoge qué look vas a llevar cada día de la semana siguiente. Apúntalos en tu agenda y cada noche mira en ella qué te toca ponerte al día siguiente. Además de ahorrarte tiempo por la mañana, te asegurarás de que lo que te quieres poner no está para lavar o pendiente de planchar. Esto te sirve también cuando estás planificando o tienes un evento a la vista.

2. Prepara tu comida con antelación. Esto me sirve para dos cosas: bien para dejarte por ejemplo el desayuno medio preparado la noche anterior (y te ahorras cinco minutos por la mañana que vienen muy bien para otras cosas), bien para tener en el frigorífico alimentos ya lavados y cortados o incluso cocinados para prepararte en mucho menos tiempo la comida/cena correspondiente. Así, además, te asegurarás de que comesm más sano -si abres la nevera y tienes unas verduras listas para hacerte una ensalada y una pechuga de pollo ya hervida que añadirle a esa ensalada, tienes una comida completa y apenas tardas cinco minutos en hacerla, por ejemplo-.

3. Opta por cosméticos con múltiples funciones. Si usas una crema que además de dar color proteja de los rayos solares y tenga propiedades antiedad, te estarás ahorrando usar tres productos diferentes -cada uno con sus segundos de aplicación y sus segundos de espera antes de ponerte el siguiente para que se absorba bien-. Si en lugar de usar un acondicionador tradicional con aclarado usas un aceite que hidrate el pelo, lo suavice, no necesite aclarado y además lo proteja del calor, estás ahorrando tiempo, agua y productos. Si tu crema hidratante corporal es también reafirmante, matas dos pájaros de un tiro.

4. Encuentra tu corte de pelo ideal, el que apenas necesita que lo peines. Muchas veces nos empeñamos en llevar una melena que nos exige mucho tiempo de peinado para que esté perfecta. Tu peluquero puede aconsejarte un corte o tipo de peinado que apenas te requiera tiempo y te siente como un guante. Yo ahora, con el pelo corto, tardo mucho menos en lavarlo y sin embargo tardo más en peinarlo (porque se me quedan las puntas disparadas y no me gusta), así que estoy pensando en pasarme al corte pixie de verdad, con la nuca mucho más corta, pues estoy segura de que me ahorrará mucho tiempo cuando me lo tenga que peinar. Mi peluquera ya me ha dicho que será un acierto no sólo por eso, sino porque es un tipo de corte que le va muy bien a la forma de mi cara.

5. Pásate a los entrenamientos cortos pero intensos. Sí, a mis queridos entrenamientos HIIT. Duran como mucho 30 minutos -los que más duran, los hay también de sólo 12-, y sirven para trabajar tanto la fuerza como la resistencia cardiovascular. Ayudan a quemar muchas calorías -incluso horas después de haber entrenado- y a conseguir un cuerpo tonificado. Son los que han cambiado mi cuerpo y no los cambio por nada.

¿Crees que puedes ahorrar mucho tiempo y simplificar tu vida introduciendo alguna de estas ideas en tu vida? ¿Cuál de ellas? ¿Alguna otra idea que compartir con nosotros?