viernes, 16 de septiembre de 2016

Qué Son Los Pliométricos Y Por Qué Debes Incluirlos En Tu Entrenamiento

Se podría decir que acabo de descubrir que los pliométricos son los responsables del cambio físico que he experimentado en los últimos meses, así que vengo a contarte qué son y por qué debes incluirlos en tu entrenamiento.

I could say I just found out that plyometrics are the reason I've seen such a change in my body in the last months, so I'm here today to tell you what plyometrics are and why you should add them to your workouts.

[Imagen de base: sweat.com]


Los ejercicios pliométricos son ejercicios de potencia y fuerza que sirven para mejorar la condición cardiovascular al mismo tiempo que ayudan a tonificar y fortalecer los músculos que implicamos en ellos. Algunos estudios demuestran que son muy eficaces para mejorar el rendimiento de los runners. Y lo mejor es que se pueden hacer en cualquier sitio, pues no requieren ningún equipamiento adicional aparte de unas buenas zapatillas y ganas de sudar la camiseta. Eso sí, no deben hacerlos personas con un gran sobrepeso o problemas de columna y rodillas por el alto impacto que implican.

Se basan en realizar saltos de cualquier tipo, y en cuanto te dé unos cuantos ejemplos comprobaráss que llevamos haciéndolos bastante tiempo en nuestro #ProyectoFit:

Saltos con sentadilla
Mountain Climbers
Lunges con salto
Burpees
Saltos levantando las rodillas y tocándolas con las manos
Saltos verticales sobre una pierna 
Saltos de rana
Saltos sobre un banco
Etc.

Una de las bases de estos ejercicios está en saber caer correctamente tras el salto para evitar lesiones, flexionando ligeramente las rodillas. Además, no se debe abusar de los pliométricos para no sobrecargar los músculos y articulaciones y evitar lesiones, por lo que una vez a la semana de este tipo de entrenamiento sería suficiente. En cuanto a número de repeticiones por ejercicio, entre 10 y 15 será suficiente según tu nivel de entrenamiento.

Como ves, puedes crear tu propia rutina de ejercicios pliométricos combinando los que te he dado de ejemplos y también buscando en Internet, pues hay miles de ideas (aunque todas son muy parecidas porque se trata de dar saltos, al fin y al cabo). Podrías incluso hacer ejercicios pliométricos en los que el salto, en lugar de con las piernas, lo hagas con las manos: haciendo flexiones con rebotes de brazos. Sólo recuerda que debes tener una buena condición física para poder hacerlos, y ve empezando poco a poco.

Yo hace tiempo que hago ejercicios pliométricos en mis entrenamientos y he descubierto que son los grandes responsables del cambio físico que he experimentado en los últimos meses, así que los recomiendo mucho.

¿Quién se viene a dar unos saltitos conmigo?