miércoles, 27 de julio de 2016

Receta: Barritas Fit De Maca, Avena Y Almendras

Me encanta descubrir nuevas recetas de platos sanos y fit, y más aún compartirlas con vosotros, así que hoy os traigo unas barritas fit de maca, avena y almendras que os van a encantar como desayuno, snack y hasta postre.

I love discovering new healthy and fit recipes, so I'm glad to bring you these maca, oats and almonds fit bars, perfect for snacking, breakfast and even as a dessert!


La receta la encontré en la web de Honestly Healthy Food, donde a menudo hay información muy interesante sobre alimentación sana y recetas para poner en práctica, cosa que me encanta. Es súper fácil y rápida de hacer, y lo mejor es que te puedes llevar las barritas donde quieras (aunque teniendo en cuenta que con el calor se derriten un poco). Perfectas para esos breakfast on the go tan habituales en mi vida, por ejemplo.
 

Se pueden tomar como snack, después de entrenar para recuperar la energía, como desayuno e incluso como postre, porque están buenísimas. Tienen además un ligero sabor a chocolate blanco, aunque entre sus ingredientes no encontraréis este pecado... Y sin embargo tienen todos los beneficios de la Maca (de la que ya os hablé hace tiempo en este post), la avena, las almendras, la miel, el aceite de coco y las semillas de lino.


 Así que, sin más demora, os dejo la receta de estas riquísimas barritas:

100gr de aceite de coco (unas 18-20 cucharadas soperas)
70gr de mantequilla de almendras (2 cucharadas soperas)
30gr de miel (2 cucharadas soperas)
1/8 cucharadita de esencia de vainilla
1 cucharada sopera maca en polvo
1 pizca de sal
70gr de almendras
100gr de avena
20gr de semillas de cáñamo (yo usé de lino, por cierto, que tienen mucha fibra)

Si el aceite de coco no está en estado líquido (porque es invierno o lo tenéis en el frigorífico), calentarlo un poco para derretirlo. Después, mezclarlo muy bien con la mantequilla de almendras, la miel, la vainilla, la maca y la sal. Mejor si se hace con un robot de cocina tipo Thermomix a velocidad muy baja, pero a mano con unas varillas vale. Entonces, añadir las almendras, la avena y las semillas de cáñamo o lino y volver a mezclar muy bien (en este caso, con una cuchara).

En una bandeja de horno, poner papel de hornear y extender encima la mezcla, aplastándola con una cuchara para que se quede una plancha de un centímetro de grosor aproximadamente.

Meter la bandeja en el congelador durante una media hora, y una vez que esté bien endurecida cortar las barritas con un cuchillo. Conservarlas en un tupper en el frigorífico hasta el momento de su consumo.


Y ya veis el resultado: unas barritas cargadas de fibra, vitamina E y proteínas, saciantes y perfectas para recuperar la energía cuando más lo necesitéis. El saborcillo a chocolate blanco se lo da el aceite de coco y la maca en polvo, y la verdad es que es una delicia.


Si las hacéis no dejéis de contarme qué os parecen, porque desde luego para mí se han convertido ya en un fijo en mi nevera para cualquier momento del día.