miércoles, 1 de octubre de 2014

La novia perfecta: Amal Alamuddin

Estoy segura de que habréis visto ya mil veces las imágenes de la boda de George Clooney (por cierto, ¿qué significa esa foto de la portada de Hola, con George photoshopeado cual Carmen Martínez Bordiú?), pero no me resisto a repasar el look de la novia, en mi opinión perfecta, Amal Alamuddin.

I'm sure you've seen George Clooney's wedding pictures lots of times now, but I can't help talking about the perfect bride -in my opinion- Amal Alamuddin.



La hasta ahora más o menos desconocida, afortunada y nueva señora de Clooney ha lucido cuatro modelos a lo largo del fin de semana en el que se ha celebrado la boda (aparte del vestido de novia-novia, diseñado por Oscar de la Renta, que me ha parecido más "normalito"), a cual mejor. Y yo, que me caso el año que viene en viernes (aparte de la boda civil unos días antes) y tengo pensado hacer algo de celebración también el sábado -y esto ya lo tenía planeado desde hace meses, y no al ver que lo han hecho estos dos-, estoy tomando buena nota.


El primer modelo que Amal lució fue este vestido blanco y negro de rayas de Dolce & Gabbana. Me parece perfecto para la ocasión (de día), el lugar (Venecia) y la estación. No sé si la sombrerera era lo que parecía o un bolso, pero en cualquier caso creo que es el complemento ideal.


Para la noche, la abogada libanesa se decantó por un Alexander McQueen tailhem en rojo y negro con manga corta y tejido satinado. Maravilloso cómo le queda con su tono de piel y cabello, y elegantísimo. Otro diez.


Un nuevo acierto al día siguiente con un Giambattista Valli que también me pido. Tejido con cuerpo, bordado y flores. Blanco. Tailhem. Manga larga. Este modelo lo tiene todo. Por cierto, maravillosas también las piernas de Amal, ¿verdad?


Para terminar, su look para la boda civil el lunes: un mono blanco con detalles en negro, pierna ancha y manga corta de Stella McCartney. ¿No es ideal? La pamela además le pone la guinda al estilismo, y lo que en otra habría quedado ñoño en ella queda divino.

Veo que Amal y yo coincidimos mucho en nuestros gustos de moda, pues todos los diseñadores que ella eligió son de mis favoritos. Además, dentro de lo llamativas que han sido las elecciones, la elegancia y la discreción han sido la tónica general, y yo abogo por eso. Amal, aquí tienes una nueva seguidora. Y George, querido, viendo estas coincidencias, también me podrías haber elegido a mí. Ay, si tú quisieras y yo me dejara...

[Fotos: hola.com, Trendencias]