lunes, 14 de abril de 2014

Proyecto Fit 2014: Drenaje Linfático, Mejora tu Silueta con Masajes

Buen tiempo. Nos destapamos. Mostramos el resultado de nuestro #ProyectoFit2014. No está nada mal. Pero ahí están esos acúmulos y esa retención de líquidos que no conseguimos eliminar de ninguna manera. El drenaje linfático puede ser la solución, te cuento por qué.

Springtime. Clothes off. Showing the results of our #FitProject2014. Quite good... except for that liquid retention we can't get rid of. Well, lymphatic drainage can be the solution. Keep reading to know why.



Como una aproximación general al drenaje linfático, os diré que es una técnica de masaje que estimula, a través del sistema linfático superficial (ganglios), la eliminación de líquido y sustancias de desecho acumuladas en el organismo. Por esta razón, ayuda a eliminar la hinchazón que experimentamos en piernas, brazos, vientre, etc.
 
La técnica, básicamente, consiste en masajear las zonas a tratar en dirección a los ganglios para que estos recojan las sustancias de desecho y los eliminen a través del sistema linfático, en la orina. Un buen drenaje linfático debe ser suave e indoloro y se hace a través de varios movimientos de arrastre y de vaciamiento. Nunca debe dejar moretones. 
 
En general, después de un mes y medio de tratamiento, con una o dos sesiones por semana, depende de cada paciente, se ve el resultado final, pero desde la primera sesión ya se comienzan a notar cambios. 
 
Pero eso no es todo. También existe el drenaje linfático facial. Es ideal para pacientes con ojeras, bolsas en los ojos y para bajar la hinchazón de la cara. Esta terapia consiste en drenar hacia los ganglios próximos a las orejas y genera un efecto de cara más descansada, como un lifting natural. 
 
Hoy en día numerosos centros de estética ofrecen estos masajes de drenaje linfático. Eso sí, deben ser realizados por profesionales y además debemos tener en cuenta que no debemos dárnoslos si tenemos hiper o hipotiroidismo, hipotensión, inflamaciones crónicas o algunas enfermedades de la piel. Y debemos tener precaución en el caso de estar embarazadas.

La verdad es que me apetece mucho probar este tipo de masaje. ¿Y a vosotras? ¿Lo habéis probado? ¿Lo recomendáis?

[Fuente: Revista Paula]