martes, 11 de febrero de 2014

Bonitadas Loves... Esponja Natural de Konjac

Estoy usando de nuevo un artilugio beauty que se puso de moda hace cosa de un año o dos y cayó algo en desuso por la irrupción en el mercado de los cepillos de limpieza facial (Clarisonic, Olay...). Me refiero a la esponja natural de Konjac. Y no puedo estar más contenta.

I'm using again Natural Konjac Sponge in my beauty routine, and I'm so happy, despite it got obsolete after the launch of mechanic brushes (Clarisonic, Olay...).



La esponja de Konjac que estoy usando en esta ocasión es de la marca Karmameju, y me encanta por lo suave que deja la piel sin agredirla. Según indica su envase, esta esponja es naturalmente alcalina, de manera que ayuda a equilibrar la acidez y el PH de la piel. Exfolia, purifica y limpia en profundidad y, al mismo tiempo, estimula la circulación para ayudar a la piel a regenerarse.

El Konjac es una planta rica en vitaminas esenciales, minerales y aminoácidos que se ha usado en Japón y China durante más de 1500 años y de ella se extrae la fibra para fabricar este instrumento beauty tan recomendable.

Aunque esta marca tiene varias versiones, según el tipo de piel que tengamos, yo uso la de pieles sensibles y estoy más que contenta con ella.

Por si alguien no sabe cómo se usan estas esponjas (que tenéis también en Mercadona o Kiko, por ejemplo), la mecánica es muy fácil: se humedece en agua tibia, y se masajea la piel del rostro con ella cuando nos aplicamos nuestro limpiador habitual. Después, se aclara y se deja secar (se endurecerá, pero es normal, se vuelve a poner blanda al mojarla en el siguiente uso) del hilo que tiene incorporado.

Me parece mucho menos agresiva que los cepillos que están saliendo ahora en el mercado. Eso sí, yo la uso en días alternos porque no me quiero arriesgar irritar la piel. Además, creo que con esa frecuencia es más que suficiente para mantener la piel bien limpia y suave.

¿Usáis estas esponjas? ¿Qué os parecen?