lunes, 18 de noviembre de 2013

Proyecto Fit 2013: 8 Beneficios del ejercicio que no sabías

Llevamos ya dos meses con este Proyecto Fit 2013. No hago más que poneros posts sobre rutinas de HIIT, retos de sentadillas, ejercicios para diferentes partes del cuerpo... Y hasta ahora no hemos hablado de los beneficios del ejercicio, más allá de los obvios. Porque sí, haciendo ejercicio podremos adelgazar y estar más firmes pero, ¿sabéis que hay otros beneficios más allá de eso y que tal vez no imagináis?

It's been two months since we start our Fit Project 2013. I have post about HIIT routines, squat challenges, workout routines for different parts of our bodies... But we haven't talked about the benefits of working out. Yeah, we all know we can get lean and loose weight but, do you know there are other benefits that maybe you don't imagine? Let's see them.


Los beneficios de hacer deporte van más allá de los estéticos, que probablemente sean los primeros en los que pensemos cuando nos planteamos ponernos en marcha. Mirad qué puede hacer el ejercicio por nosotros:

-Nos libera del estrés. Al hacer esfuerzo físico el cuerpo libera endorfinas, conocidas como "las hormonas de la felicidad". Además, la energía que usamos en el ejercicio nos hace "soltar adrenalina", como se dice comúnmente. Por tanto, liberamos la tensión acumulada haciendo deporte. ¿Verdad que después de entrenar os sentís mucho más relajad@s?

-Mejora nuestra capacidad de concentración. El hecho de liberar tensiones con el ejercicio hace que podamos concentrarnos mejor en nuestras tareas en cada momento y podamos afrontar mejor las actividades que tengamos que realizar.

-Nos ayuda a dormir mejor. ¿No habéis notado que después de una sesión de entrenamiento descansáis mucho mejor? Eso es por la tensión liberada, el cansancio físico generado y la necesidad del cuerpo de recuperarse del mismo.

-Desarrolla nuestra fuerza de voluntad. Domingo por la tarde; el sofá bien mullidito con la mantita nos absorbe. Lunes por la mañana; la cama caliente se niega a dejarnos salir. Si somos capaces de levantarnos en esos momentos para hacer ejercicio, estaremos entrenando también nuestra capacidad de sacrificio. Y eso se puede aplicar luego a otros campos de la vida.

-Nos hace superar los ataques de hambre. ¿Habéis probado alguna vez a dar un paseo o poneros a hacer abdominales, por ejemplo, cuando nos da un ataque de hambre de los que sabemos que no debemos hacerles caso? A los pocos minutos el hambre ha desaparecido. Pues eso.

-Nos hace quemar calorías aún estando en reposo. Como os dije aquí, el músculo que desarrollamos al hacer deporte consume más calorías en reposo que la grasa porque su metabolismo basal es más alto. Así que podemos seguir poniéndonos en forma incluso desde ese sofá del domingo del que hablábamos más arriba.

-Mejora nuestra piel. Cuando hacemos ejercicio activamos la circulación sanguínea. Ésta se mueve por todo nuestro cuerpo para llevar a los músculos oxígeno y nutrientes. Nos ponemos como un tomate (al menos yo). Pero esto hace que también a la piel le llegue más oxígeno y nutrientes, con lo cual la mantenemos joven y elástica por más tiempo. Por otro lado, al sudar eliminamos toxinas y purificamos nuestra dermis.

-Mejora nuestro pelo. Por el mismo motivo que antes. La sangre fluye mejor, y lleva a los folículos pilosos del cuero cabelludo más nutrientes y oxígeno, con lo cual nuestro pelo estará más fuerte desde la raíz.

Por todas estas razones, para mí hacer deporte es fundamental. Lo llevo haciendo toda la vida de una manera u otra, y espero no dejarlo nunca. Hoy mismo, al terminar mi entrenamiento, me veía la piel luminosa y descansada, el hambre tonta que tenía ha desaparecido hasta la cena, mis músculos están relajados y sin tensión, he estado preparada para afrontar las tareas que me esperaban después y estoy segura de que dormiré como un bebé esta noche.

¿De verdad necesitáis más razones para uniros a mi Proyecto Fit 2013?