jueves, 13 de diciembre de 2012

Cookies y Brownie, todo en uno, para vosotras

Me encanta cocinar, sobretodo dulces y tartas. Más que nada, porque me encanta comérmelos después... Y me puedo pasar horas rastreando la red en busca de nuevas recetas. Hay maravillosos blogs nacionales y extranjeros, y uno de los que más me gusta es My Little Things, escrito estupendamente por Ivana y con unas fotos que no pueden ser más bonitas.

De él precisamente os traigo esta receta adaptada por mí de Galletas de Brownie que están para chuparse los dedos, como imaginaréis. Y además son muy fáciles, aptas para principiantes. Yo las he traído esta tarde para un campeonato de mus que estamos haciendo en Suite y están teniendo mucho éxito.




Ingredientes:
Una tableta de chocolate de postres
50 gr. de mantequilla
2 huevos
125 gr. de azúcar moreno
1 cucharadita de extracto de vainilla (yo lo compré en El Corte Inglés, no es nada difícil de encontrar)
35 gr. de harina tamizada
2 gr. de levadura

Preparación:
Derrite en un cuenco el chocolate junto a la mantequilla hasta hacer una mezcla muy cremosa. Puedes hacerlo al baño maría, o en el microondas. En otro cuenco grande, mezcla los huevos y el azúcar, y después añade el extracto de vainilla, la harina y la levadura. Mezcla bien con las varillas (yo lo hago con las manuales). Por último, a esta mezcla le añadimos el chocolate derretido. Pon esto a enfriar en el frigorífico unos 40 minutos.

Precalienta el horno a 180º. En una bandeja de horno, pon papel de hornear (en Mercadona lo tienes) y sobre ella distribuye pequeñas porciones de la masa de chocolate, teniendo en cuenta que crecen bastante y se pueden juntar si las haces muy grandes (yo las hice con dos cucharitas pequeñas, y me salieron de un tamaño muy aceptable). Déjalas en el horno unos 10-15 minutos, hasta que al pincharlas con un cuchillo éste salga limpio. Más vale que se queden un poco crudas y blandas, que no duras. Sácalas del horno y déjalas enfriar sobre esa misma bandeja, pues se rompen cuando están calientes.

E voilà! Merienda rica, rica.

La taza es tamaño king size, que me gustan a mí las tazas así, por eso en esta foto parecen tan pequeñas las galletas...

Es una receta que pega mucho para estas tardes navideñas de reuniones agradables con la familia.