martes, 18 de diciembre de 2012

Atreviéndome

"Atreviéndome" puede ser un título un poco exagerado para hablar de hacerme unas ondas en la peluquería, pero soy bastante conservadora a la hora de peinarme y para mí ha sido toda una osadía la que he hecho este fin de semana.


Después de siete meses, pasé por la tijera para arreglar unas puntas que ya lo pedían a gritos y dar algo de forma a una melena más aburrida que sentarse a ver secar la pintura. La peluquera me sugirió hacerme unas ondas con la plancha para terminar el peinado, y sabiendo que en diez minutos no me iba a quedar nada de esas maravillosas ondas, le di el sí quiero. Esto era a las 14:00, y a las 17:00 de las ondas quedaba la mitad, pero al menos por una vez me he visto diferente...

Por cierto, que para desenredarme el pelo usó el producto Ciment Thermique de Kerastase, y es increíble cómo huele y cómo te lo deja de suave y brillante.