lunes, 23 de mayo de 2016

He Estado Usando Una Crema De 900€ (Y Esto Es Lo Que Opino De Ella)

Antes de que nadie se escandalice por el título del post aclaro que se trata de una muestra, pero me ha cundido lo suficiente como para tener una buena opinión sobre los efectos de una crema de 900€ y pensar si merece la pena o no pagar ese precio tan altísimo por ella. Seguid leyendo que os cuento.

Before someone freaks out about this blog post title, let me make clear that it was a sample. Anyways,  I've been able to try the effects of a 900€ face cream and value if it worths the high price. Read on to know my verdict.


Hace tres semanas paseaba yo por el barrio de Salamanca de Madrid cuando me llamó la atención una pequeña tienda. Se trataba de una boutique especializada en perfumes únicos de la que había leído precisamente hacía unos días en la prensa. Leí que en ella elaboran tu perfume personalizado por unos 200€ (cosa que no me pareció nada descabellada teniendo en cuenta los precios de perfumes para el gran público que no son únicos ni exclusivos).

Casualmente, al llegar yo a la altura de la entrada a la boutique salió un hombre (bastante atractivo, por cierto) que me invitó a probar una muestra de uno de sus productos. Me recordó a las técnicas de venta que vi en varios sitios de Las Vegas cuando estuvimos en septiembre: te paran, te dicen que te quieren regalar una cosa, te preguntan qué cosméticos usas para tener la piel tan bonita, te hacen entrar en la tienda con la excusa de regalarte otra cosa y allí ya te enganchan para venderte productos con varios ceros en el precio. En este caso no fue tan descarada la cosa, pero sí me hizo sospechar que lo que aquel tipo me quería vender no iba a ser precisamente barato. Y me resultó curioso porque yo iba precisamente cargada con bolsas... de Primark. No de Prada, ni de Chanel, ni de Louis Vuitton como muchas de las que pasaban a mi lado. Pero debo de tener cara de que me gasto mucho en cosméticos. O de que los necesito mucho (y no sé si eso me gusta...).


El caso es que, mientras le decía que le agradecía mucho el detalle pero que me tenía que ir, el señor tan amable me dio un sobrecito de una crema-serum que se llama Complete Age Defying Facial Treatment Cream. Me dijo que con esa cantidad tendría para unas cuatro o cinco aplicaciones, que me la pusiera con la piel limpia, y que me iba a hidratar mucho la piel. Vamos, como cualquier crema del mercado. Pero me faltó tiempo para probarla, como supondréis.


Esa misma noche empecé a usar aquella misteriosa crema. Y oh, sorpresa, vaya maravilla. Tiene una textura súper agradable, a medio camino entre la crema y el gel. Es súper suave y cunde un montón (imagináos que llevo usando la muestra mañana y noche desde el día 6 de mayo y estamos a 23, y aún me queda un poco) y lo mejor es que por fin he experimentado eso que dicen de muchas cremas de que "te levantas con la piel más descansada, con las facciones relajadas, los poros más pequeños y el cutis más liso". Todo eso lo hace esta crema. Por lo que no podía dejar de investigar sobre ella, y esto es lo que he descubierto:


Trésor Rare es una línea de cosmética y perfumes de la más alta calidad avalada por investigaciones científicas realizadas en Suiza y con ingredientes tan exclusivos y eficaces como el oro, la turmalina, el zafiro, el diamante o la perla. Tiene boutiques exclusivas en las ciudades más importantes del mundo y sus precios son, como ya habéis adivinado, también muy exclusivos.

No he conseguido dar en su web con la crema de la que me dejaron una muestra, pero sí con otras parecidas cuyos precios empiezan en los 400€ ( y llegan hasta los 2250$ que he visto de una esencia de perlas, cágate lorito).

Ahora surge la cuestión: después de ver los increíbles efectos de esta crema en mi propia piel, ¿me gastaría los 900€ que cuesta un bote? Porque a veces veo cremas en el mercado de las que dudo que valgan lo que cuestan, pero en este caso he comprobado en mí misma que los resultados son increíbles. Pues, sinceramente, y será porque tengo alma, corazón y vida de clase trabajadora, no me gasto yo ese dinero en una crema ni harta de vino. Al menos hoy por hoy. Si me cayera un Euromillón ya veríamos...

Porque luego también está la cuestión moral. Me parece poco ético gastarse más del salario mínimo interprofesional en una crema cuando hay gente más cerca de lo que pensamos que sobrevive con la mitad de ese dinero al mes, sinceramente.

Total, que aquí seguiré yo exprimiendo al máximo este sobrecito divino hasta que no me quede una micra de esta maravillosa crema que no me puedo permitir.

¿Qué pensáis de que haya productos cosméticos -y de moda como bolsos, zapatos, abrigos...-con precios tan altísimos? ¿Los compraríais si el dinero no fuese un problema para vosotros? ¿Creéis que realmente valen lo que cuestan?