miércoles, 13 de abril de 2016

9 Trucos Para Tener Una Piel Radiante

El sábado pasado por la noche, estando en Löwe, un amigo me dijo que se me veía la piel radiante, con luz. Teniendo en cuenta que a esa hora las luces que ponemos son más bien escasas y con un tono rojizo, me pareció un piropazo. Y me hizo pensar que quizá mis trucos para tener una piel luminosa están dando sus frutos. Aquí los tenéis, que compartir es vivir.

Last Saturday night, while I was at Löwe, a friend told me that my skin looked radiant and luminous. Since at that time the lights there were very low and with a red hue, I think that was a great compliment. And that made me think that my tips on having a glowy skin are working very well. Here you have them. 'Cause sharing is caring. ;)




Como ya sabemos, la belleza de nuestra piel viene tanto del interior como del exterior, así que estos trucos son tanto a nivel de lo que comemos y hacemos con nuestro cuerpo, como de lo que le ponemos a nuestra piel:

-Aliméntate bien. ¿A que se nota cuando tu dieta es correcta, evitas azúcar y grasas malas, comes de todo y las frutas y verduras son la base de tu alimentación? Pues eso. Además, toma productos que aporten muchos antioxidantes como los arándanos, limón, té verde (mejor si es matcha), moringa, pimientos, etc. Si yo tomo un greensmoothie cada día es por algo...

-Hidrátate por dentro. Fundamental, y lo sabes, es beber agua a lo largo del día. Mucha. Si te cuesta, añádele unas rodajas de limón, hierbabuena, frambuesas, pepino... estará mucho más rica y además tomarás algunas de las vitaminas de la fruta.

-Haz ejercicio. Cuando hacemos deporte aumentamos el flujo sanguíneo y éste lleva más nutrientes a las células. También eliminaremos toxinas a través del sudor. Por eso la piel estará más sana y bonita.

-Hidrata tu piel. Tan importante como hidratarse por dentro es hidratarse por fuera. Encuentra la crema que mejor te vaya según tu tipo de piel para mantenerla hidratada y lisa. Una piel a la que le falta el agua está apagada y se arruga. Y no queremos eso, ¿verdad? A mí ahora me van muchísimo los aceites, como este de Kiehl's.

-Libérate de células muertas. La exfoliación es clave para tener una piel radiante y luminosa. Al menos una vez a la semana (hasta dos o tres si tu piel es grasa y no es sensible) utiliza un exfoliante. Mi preferido es el que me hago en casa por unos céntimos de euro.

-Usa mascarillas que aporten luminosidad. Van muy bien esas mascarillas que se quedan de una pieza y se retiran con las manos, pero a mí hoy por hoy me encanta esta de cúrcuma.

-Usa maquillajes ligeros. Una base de maquillaje muy densa no dejará ver (ni respirar) tu piel, así que mejor opta por bases ligeras. Incluso una CC cream es mejor. Si tienes imperfecciones, corrígelas puntualmente con un corrector para no tapar toda la cara con el maquillaje. Mi CC cream favorita, ya lo sabes, esta de Lancôme.

-Opta por coloretes fluidos. A pesar de tener la piel más bien grasa, he descubierto que los coloretes fluidos (líquidos o en crema) dan mucha más luminosidad a la piel. Por eso me vuelve loca el ChaChaTint de Benefit o los coloretes en crema de Bobbi Brown, de los que ya he hablado en el blog. Personalmente, el ChaChaTint me dura bastante más en la piel.

-Ilumina lo justo (pero necesario). Usar iluminadores en zonas estratégicas del rostro es la clave para que la piel se vea radiante, pero conviene tener en cuenta dos cosas. Primero, mejor usa iluminadores en crema en lugar de en polvo, porque son más naturales sobretodo para el día. Segundo, no hay que iluminar toda la cara. Con dar unos toques en lo alto del pómulo (en dirección a la cola de la ceja, como en la foto de arriba), en el puente o la punta de la nariz y la barbilla, es suficiente. Un truco extra: un poco de iluminador en el arco de cupido del labio queda genial sobretodo cuando los llevas maquillados en un tono fuerte. Para eso, el Touche Éclat de YSL es perfecto.

 ¿Qué os parecen estos trucos? ¿Tenéis alguno más que compartir? ¿Alguno que no conocíais?