viernes, 12 de febrero de 2016

Trucos Para Evitar El Azúcar Cuando Eres Golos@

Hablaros de trucos para evitar el azúcar cuando este finde me he hinchado de tarta de chocolate (tenía la excusa de que era mi cumple) es complicado, pero como sirven para cualquier momento de la vida, seguro que os interesan. Yo me pongo a ello ya. Bueno, mañana, que tengo que terminarme la tarta.

After having tons of chocolate cake for my b-day this past weekend, talking about tips on how to avoid sugar sounds ironic, but I think they are helpful for our everyday life, so here you have them.


Hace tiempo ya os fui relatando en mi cuenta de Instagram que los lunes hacía el día sin azúcar y no tomaba nada que llevase esta droga moderna de manera añadida. Y es que la llamo así porque hoy en día tanto médicos como nutricionistas están de acuerdo en que el azúcar es uno de los mayores enemigos de nuestra salud. No sólo a nivel estético por las calorías que aporta, sino por sus efectos en nuestro organismo. Por eso se me ha ocurrido daros algunos trucos para que la evitéis en la medida de lo posible.

Si sois súper golos@s como yo y os pierden los postres, pasaos a las infusiones (sin ponerles azúcar ni miel, claro). Sé que sobretodo cuando salimos a comer fuera es difícil resistirse a la tentación si nos ofrecen la carta de postres diciendo que la especialidad de la casa es el coulant de chocolate. Bien, pues resistid dejando pasar unos minutos hasta que se os pase el ansia o pedid una infusión y veréis cómo calma vuestra necesidad de dulce. Si se os hace muy duro, la manzanilla con anís tiene un toque dulce y el té verde con limón o la menta poleo quitan las ganas de azúcar por su sabor refrescante.

Tomad fruta. La fructosa es el azúcar presente en la fruta y la que le da el sabor dulce, y dentro de lo malo es mucho mejor que el azúcar refinada, así que este debe ser vuestro postre a partir de ahora. Eso sí, dentro de la fruta la hay con más y menos azúcar. Las uvas y el mango, por ejemplo, tienen más que las fresas y la manzana, así que ya sabéis.

Sustituid a la hora de endulzar y cocinar con Stevia, sobretodo, y Fructosa. Ambos se encuentran en los supermercados fácilmente hoy día. Pero fijaos bien en la etiqueta, que a veces nos dan gato por liebre y nos venden algo como stevia cuando lleva un 95% de azúcar y un 5% de lo que dicen que es. Ah, y evitad los endulzantes químicos como la sacarina y demás.

Leed las etiquetas. Como os decía antes, a veces nos dan gato por liebre y otras no sabemos que alimentos que compramos a menudo llevan más azúcar del que pensamos. Y no hablo sólo de dulces, hablo de tomate frito, de sopas de sobre, de salsas, de patatas fritas, de panes y cereales... No nos dejemos engañar!!!!

Si aún así estos trucos no os sirven de mucho y en ocasiones sois como yo y os decís "bueno, no pasa nada; total, luego la quemo haciendo ejercicio", aprendeos esta palabra: Glicación. ¿Que qué es? Pues una reacción que se produce en el organismo cuando tomamos azúcar y que afecta sobretodo a nuestra piel. Las moléculas de azúcar reaccionan con las estructuras moleculares proteicas, generando una desorganización en la epidermis. Resultado: se destruyen el colágeno y la elastina, pues sus fibras se endurecen e incluso se rompen, y se pierde elasticidad, tonicidad e hidratación. En definitiva, que envejecemos antes. ¿A que ahora sí que se os han quitado las ganas de comer dulces? Pues nada, ya sabéis. Glicacióooooooooooooooon.

¿Tenéis algún truco para evitar el ansia de dulce cuando ataca?