miércoles, 3 de febrero de 2016

7 Lecciones De Moda Que He Aprendido A Lo Largo De Mis 35 Años

En mis 35 años de vida (que cumplo el sábado) he aprendido, sobretodo a base de prueba y error, una serie de lecciones de moda y belleza que me gustaría compartir con vosotr@s. Y seguro que me quedan aún unas cuantas lecciones que aprender. ¿Cuáles son las vuestras?

Throughout my 35 years (my birthday is next Saturday) I've learnt some fashion and beauty lessons I thought it would be fun to share with you. Maybe you have learnt the same or have others to share with us.



He pensado que mejor divido el post en dos partes (una de moda y una de belleza) para que no salga un post larguísimo, que lo último que quiero es aburriros. Así que empecemos por lo que he aprendido en relación a la moda:

Encuentra tu estilo, pero adáptalo a tu edad y a las circunstancias. Recuerdo que cuando tenía 20 o 22 años me encantaba toda la ropa de Massimo Dutti. Ese estilo elegante y profesional me gustaba mucho, pero la verdad es que no se adecuaba ni a mi edad ni a mis circunstancias -ni a mi presupuesto, por cierto-. Así que ha sido sólo desde unos años cuando lo he implementado en mi vestimenta. Y curiosamente no es esa marca de la que más visto ni de lejos, pero sí ese tipo de moda: blazers y americanas, camisas y blusas, pantalones de vestir, faldas... Por fin puedo decir que he encontrado mi estilo de vestir.

No obstante, cuando encuentres tu estilo, no vistas siempre igual. Por un lado, porque no todos los momentos son para ir en vaqueros o con un vestido de cóctel, sino porque así experimentarás con la moda. Es divertido ir unos días más rockera, otros más lady, otros más deportiva... y sentirte bien con todos los estilos.

Atrévete y juega. Aunque pienses que los pantalones de talle alto no son lo tuyo, pruébatelos al menos. Quién sabe si de repente te das cuenta de que te encanta cómo te quedan. Y lo mismo pasa con los vestidos, las faldas lápiz o de vuelo, o los complementos como sombreros, tacones altos, botines o botas mosqueteras, por ejemplo. Si no lo pruebas no sabrás si te gusta. Además, de vez en cuando está bien salir de nuestra zona de confort y ponernos algo a lo que no estamos acostumbrados.

Aunque algo esté de moda, no lo lleves si no te gusta. Puede que los pantalones de talle alto se lleven mucho ahora, por decir algo relacionado con el párrafo anterior, pero a lo mejor a ti no te sientan bien por la forma de tu cuerpo. O no son tu estilo. Pues no los lleves. No seas esclava de la moda y las tendencias. Eres tú quien tiene que llevarlas, no al revés. Está claro que la moda nos manipula y domina en cierto sentido: ya sabes, al final acabas cayendo en llevar pantalones pitillo cuando juraste que los odiabas porque "es lo que se lleva" pero también porque no te queda más remedio pues en las tiendas no hay otro tipo de pantalones. Pero puedes seguir poniéndote tus vaqueros rectos, esos que tienes desde hace años pero que te sientan de maravilla. ¿Qué más da que no se lleven? Tú estás ideal con ellos y eso es lo que importa.

No confundas lo que es sexy con lo que es ordinario. Es más, no busques ser sexy. Grandes escotes, minifaldas imposibles, pantalones híperajustados, transparencias, rejillas... Nada de eso te hace parecer atractiva. Es más bien al contrario. Mejor lo sutil que lo evidente.

Compensa y equilibra. Si llevas algo escotado en la parte de arriba, no enseñes mucha pierna. Y viceversa. Si vas ajustada (que no apretada) por abajo, lo que lleves arriba debe ir más suelto. Es cuestión de proporciones.

Calidad vs cantidad... Depende. Si bien es cierto que siempre será mejor tener poco bueno que mucho malo, en mi opinión hoy en día la moda y las tendencias van tan rápido que no merece la pena gastarse un pastón en algo que en un año no se va a llevar. Salvo que tengas un presupuesto muy holgado, claro. Yo personalmente compro el 99% de mi ropa en Zara, Mango, Primark y primos hermanos porque ni puedo ni quiero gastarme mucho dinero en prendas que posiblemente pasen de moda en meses. Eso sí, en cuestión de básicos y zapatos creo que es mejor invertir un poco más en prendas que sean de calidad y te vayan a durar mucho tiempo, porque no están sometidas a los dictados de la moda.

¿Qué pensáis de estas lecciones? ¿Las compartís? ¿Tenéis alguna otra?