miércoles, 8 de julio de 2015

Una Poderosa Razón Para Que Uses La Seda Dental Siempre

Una lástima no poder poner la palabra "siempre" del título en tamaño extra grande, porque cuando leáis esto de verdad que vais a usar la seda dental siempre. Sin excepción.

I wish I could write the word "always" in the title in an extra large size, 'cause once you read this blog post I'm sure you'll use dental floss after every meal. For sure.


Yo siempre he usado seda dental después de todas las comidas porque tengo algunos huecos entre varias muelas y a veces se me acumulan restos que son muy incómodos, y pensaba que con eso estaba cumpliendo de sobra con mi higiene bucal.

Sin embargo, hace unas semanas leía en un blog (y perdonadme, porque no recuerdo cuál) una cosa que, al mismo tiempo que algo desagradable, me hizo volverme una convencida de limpiar mis dientes en profundidad siempre.

Probad esto: limpiad con seda dental todos los espacios entre vuestros dientes y muelas. Todos, hasta los que están más al fondo. Después de cada pasada, oled la seda o cinta dental. ¿Cómo huele? 

Siento deciros que si huele como a rancio, a algo poco agradable, es porque entre esas piezas dentales tenéis placa. Y la solución para eliminarla (y acabar con ese mal olor que desprende) es usar la seda dental después de cada comida en todos los huecos entre los dientes.

Yo noté que me pasaba en las últimas muelas, las que están más al fondo. Y es que, como nunca se me queda ningún resto de comida entre ellas, nunca me pasaba la seda dental ahí. Pues mal hecho. Hay que limpiar todas las piezas. Ahora, después de unos días siguiendo esta estricta rutina de higiene, no noto nada de mal olor en la seda dental después de usarla.

Sí, sé que es algo personal de contar, pero me parece muy útil y que todos debemos saber.

¿Qué os parece este truco? ¿Usáis siempre seda dental? ¿O sois algo perezos@s y no pasáis del cepillo y el enjuague?

Por cierto, yo uso cinta dental en lugar de seda porque me resulta más cómoda y eficaz, y además con un poco de cera para no hacerme daño en las encías.