miércoles, 3 de junio de 2015

Tres Trucos Que Te Ayudarán A Perder Peso

Si estáis tratando de bajar alguna talla siguiendo una alimentación sana y haciendo ejercicio regularmente -como debe ser- os alegrará saber que hay tres trucos que os pueden ayudar mucho en esa pérdida de peso. ¡Tomad nota!

If you're trying to drop some pounds by following a healthy diet and working out regularly -which is the right way-, you'll be glad to know that there are three tips that can help you in that weight loose. Do not miss them!



Se trata de tres sencillos trucos o hábitos que podéis implementar en vuestro día a día sin que os suponga un gran esfuerzo y que serán una ayuda extra a esos hábitos saludables que ya estáis poniendo en práctica.

-Beber agua templada con limón en ayunas. Ya os he hablado de esto antes, y de hecho se trata de la bebida de moda en todos los blogs y webs que leo por ahí. El agua con limón nada más levantarnos ayuda a eliminar toxinas, aporta vitamina C, es alcalina (en contraposición a la gran cantidad de alimentos ácidos que consumimos -carnes rojas, huevos, grasas animales, etc.-) y favorece el tránsito intestinal. Si la tomáis cada día una media hora antes de desayunar notaréis sus efectos en la piel y en la figura. No es que sea una bebida adelgazante, ojo, ni que vayáis a perder kilos sólo por tomarla, pero sí os notaréis menos hinchadas. Yo llevo más de cinco años bebiéndola, y se nota.

-Añadirle picante a las comidas, como la pimienta cayena. La cayena tiene capsaicinoides, sobretodo capsaicina, y ayuda en la digestión porque aumenta la secreción de jugos gástricos. Además, aumenta el riego sanguíneo, puede ayudar a reducir el colesterol y los triglicéridos. El caso es que, con su poder picante, la cayena aumenta la temperatura corporal, y así se acelera el metabolismo y se queman más calorías. También hay estudios que aseguran que nos hace sentir saciados más tiempo.

-Sustituir alimentos y bebidas por otros más sanos. Cambiar el arroz blanco por arroz integral o, mejor, quinoa, la pasta normal por la integral, los refrescos (aunque sean light) por agua con rodajas de fruta (de limón, de sandía, de pepino...), las carnes rojas por carnes magras o pescado, los postres dulces por frutas de temporada o infusiones, el café por té verde... Son pequeños gestos que nos ahorrarán calorías y nos aportarán vitaminas, menos grasas animales, menos azúcar y menos componentes no demasiado buenos para nuestra salud. ¡Y sin quitarle sabor a la vida, que conste!

¿Qué os parecen estos trucos? ¿Los implementaréis a vuestra vida diaria a partir de ahora?