miércoles, 1 de abril de 2015

Nos Vamos De Boda: Segunda Prueba De Maquillaje

Hoy vengo a contaros cómo ha ido mi segunda prueba del maquillaje para mi boda. Aunque la primera prueba me gustó mucho (podéis verla en este post), tenía ganas de probar algo diferente. ¿Con cuál os quedáis?

I'm gonna show you today my second wedding makeup trial. 'Though I liked very much the first one (you can see it here) I wanted to try something different. Which one do you like the most?




Sé que cuando escribí el post de la primera prueba del peinado os prometí uno sobre el maquillaje aparte. Pero esta cabecica mía no me lo ha recordado... En fin, si miráis aquellas fotos veréis que básicamente lo que me hice fue un semiahumado, destacando mucho el ojo, sobretodo la línea de las pestañas inferiores. Además, me trabajaron mucho la piel y los pómulos, y llevaba un labial rosa-coral muy favorecedor.

La verdad es que me gustaba mucho cómo me quedaba porque era "muy yo". Cuando me maquillo para una ocasión especial suelo destacar siempre mis ojos, y precisamente esa forma es la que suelo usar.

Pero brujuleando por Internet vi unas fotos de Oui Novias que me encantaron por la forma de trabajar la piel y sobretodo los ojos. Así que, imágenes en mano, me fui a hablar con María, la maquilladora de Mac que me está haciendo las pruebas y que me maquillará el gran día, y nos pusimos a recrearlo en una servidora.

Debo decir que, a pesar de haber dormido como el culo fatal la noche anterior y tener unas ojeras y unas bolsas de campeonato, María consiguió dejarme una buena cara espectacular. Y eso que sólo me maquilló los ojos y la piel la dejó como yo la llevaba (porque esa parte la tenemos clara). Tan sólo me aplicó un spray revitalizante que es una pasada y que por supuesto ya está en mi neceser (y del que os hablaré en breve) y un iluminador coral en crema junto con la Strobe Cream en la parte alta de los pómulos, la nariz y el arco de cupido.

En los ojos, por cierto, usamos sombras cobre y oro para hacer una especie de ahumado en el párpado superior, y la estrella era un eyeliner súper marcado, muy Saturday Night y en consonancia con el estilo que va a tener mi boda. Aunque sea un viernes, jaja.

Ah, también probamos a ponerme grupitos de pestañas postizas para dar más longitud y dramatismo (por suerte cuento con unas pestañas naturalmente largas, tupidas y negras, pero un toque extra nunca viene mal #nuncahaydemasiadapestaña).

Bueno, no me extiendo más. Os dejo las fotos que me hice en los preciosos baños que tenemos en Löwe (#emplazamientopublicitario) para que juzguéis vosotras mismas y me digáis qué os parece.





¿Qué pensáis? ¿Mejor este, o el otro maquillaje? Sinceramente, a mí me gusta más este, aunque con algún ligero cambio.

Tengo pendiente de hacerme la segunda prueba de peinado, esta vez con el pelo recogido, así que también la documentaré para enseñárosla.

¡Gracias por estar ahí y por comentar, y felices vacaciones de Semana Santa! ¡Y no olvidéis votar en los Premios iDermo'15!