viernes, 20 de febrero de 2015

#ProyectoFit2015: ¿Un chupito de césped?

¿Y si os dijera que todas las mañanas me tomo un chupito de césped? Probablemente pensaríais que ya se me ha ido la cabeza del todo. Pero cambiaréis de opinión cuando os cuente todas las propiedades del wheatgrass...

What would you think if I told you that every morning I drink a grass shot? You'd probably think that I'm a bit insane... But I now you'll change your mind when I tell you how healthy it is.



Antes de nada, debo aclarar que no se trata de chupitos de césped estrictamente hablando, sino de hierba de trigo. Se presenta en polvo, y puede añadirse a zumos, agua, batidos e incluso yogur. Yo pongo una cucharadita en el agua templada con zumo de limón que todas las mañanas tomo en ayunas:


¿Que por qué tomo esto? Pues porque el wheatgrass es una fuente de nutrientes de fácil absorción, que contiene la mayoría de vitaminas del grupo B y las vitaminas C, E, H y K, betacaroteno (vitamina A), minerales, aceites omega y aminoácidos.

Entre los minerales que contiene se encuentran el magnesio, potasio, sodio y calcio. Se trata de un suplemento alcalino, muy beneficioso para contrarrestar los efectos de las dietas altamente ácidas (por su gran aporte de azúcares, lácteos y carnes rojas, entre otros) que llevamos actualmente.

Además, contiene enzimas esenciales como la lipasa (que disgrega las grasas), la proteasa (que ayuda en la digestión de las proteínas), la citocromo oxidasa (potente antioxidante) o la amilasa (ayuda en la digestión).

También aporta aminoácidos esenciales, que construyen las proteínas fundamentales para una óptima salud y regeneración celular, y un alto contenido en clorofila, de la que se afirma que ayuda a elevar los niveles de oxígeno en la sangre.

Por todos estos componentes, la hierba de trigo ayuda a restaurar y rejuvenecer (o al menos a no envejecer tan rápidamente, añadiría yo) el cuerpo, aumentando su energía y vitalidad. Según la web hierbadetrigo.net, mejora la hidratación y elasticidad de la piel, ayuda a revertir canas prematuras, disminuye el mal aliento, reduce alergias, mejora la digestión y el metabolismo, y ayuda a recuperar resfriados y gripes, entre otras cosas.

30ml de zumo de hierba de trigo recién exprimido tiene tantos nutrientes como 1kg de verduras de hoja verde. Una cucharadita de hierba de trigo en polvo (que es como yo la tomo) es nutricionalmente equivalente a una ensalada de espinacas de 50 gramos.

Viendo esto, ¿no os tomaríais un chupito de césped de trigo conmigo? Por cierto, que sé que os lo estáis preguntando: no sabe mal. Como se disuelve muy bien, apenas se nota el sabor.

Ah, yo lo he comprado en la zona de productos dietéticos y naturales de El Corte Ingles por 12,95€. Calculo que este paquete me durará unos dos meses porque sólo tomo una cucharadita cada día.