martes, 16 de diciembre de 2014

5 Trucos para Despertarte con Buena Cara

En estas fechas de tanto evento, trasnoche y celebración, he pensado que unos cuantos trucos para despertarnos con buena cara no nos vendrían nada mal, ¿verdad?

Since we are now in a season of parties and meetings and going to bed very late, I thought a few tips on how getting up pretty in the morning would be very interesting, don't you?


Está claro que cuando no se duerme lo suficiente, ya sea por motivos laborales, de estrés o festivos, nuestra cara no es la misma al despertar que cuando hemos descansado bien. Sin embargo, hay algunos truquitos para disimular la falta de sueño que pueden ayudarnos:

-Duerme boca arriba y con la almohada algo elevada. Para los que dormimos de lado o bocacajo es complicado, pero es que de esta manera la hinchazón bajo los ojos será menor porque tendrás mejor circulación en la zona. Es cuestión de intentarlo...

-Ponte un antifaz. Así tus ojos estarán completamente cerrados cuando duermas (y no te rías al leer esto, porque hay gente que sin querer deja los ojos algo entreabiertos) y tendrás menos ojeras al despertar. Esto me lo recomendó el maquillador Mario Araque cuando hice la clase de automaquillaje con él.

-Usa fundas de almohada de seda o material muy suave. Este tejido crea menos arrugas en la cara que los de algodón y otras fibras. Además, también es mejor para no enredar el pelo.

-Tómate una infusión antes de acostarte. Además de ayudar a relajarte (manzanilla, rooibos, tila, lavanda, etc.), hará que tengas la piel más hidratada y elimines más toxinas al levantarte.

-No te pongas cremas muy untuosas antes de dormir, sobretodo en el contorno de ojos. Harán que la zona esté más hinchada y saturada. Mejor cremas algo más ligeras.

Por otro lado, hay dos trucos extra que hacer para tener buena cara, pero una vez que ya te has levantado, y que a mí particularmente me funcionan muy bien:

-Haz ejercicio. Si nada más levantarte mueves tu cuerpo con unos cuantos ejercicios, cardio o yoga, por ejemplo, aparte de desentumecer los músculos y estirarte estarás activando la circulación. Eso hará que la cara se deshinche y tenga mejor color. Resultado: buena cara.

-Lávate la cara con agua fría, y termina la ducha con agua fresquita, aunque sea en la zona de las piernas. De nuevo, la circulación de la sangre mejorará con ese frescor, y además los músculos estarán más tensos y los poros se verán más cerrados. Resultado: buena cara y además bien despierta.

¿Quién nos da algún truquito más para levantarnos lozanas y como si hubiéramos dormido como bebés?