miércoles, 9 de julio de 2014

Receta: Polos de Sandía

Mientras escribo este post estoy merendando uno de los polos que os voy a enseñar a hacer hoy. Porque yo lo que os muestro aquí lo pruebo antes siempre, llamadme tiquismiquis. Y puedo deciros que están súper ricos, son fresquitos y además muy sanos. Polos de Sandía. Vamos allá.

While I'm writing this post, I'm eating one of the watermelon popsicles I'm going to show you today. 'Cause I like to try/taste everything before writing about it, you can call me fusspot. And I can tell you they are delicious, healthy and so cool. Perfect for summer!




La forma de hacerlos es facilísima. Necesitamos un cuarto de sandía (mejor sin pepitas, para no tener que quitárselas), una lima y un par de sobres de stevia. Podría hacerse con azúcar, pero con la stevia no añadimos ningún tipo de caloría al tiempo que usamos un edulcorante totalmente natural.


En una batidora de vaso, ponemos la sandía cortada en trocitos, el zumo de la lima y la stevia, y batimos. Probamos la mezcla y rectificamos de stevia, zumo de lima o incluso de sandía, todo a nuestro gusto. Yo con estas medidas no cambié nada.


Repartimos la mezcla en moldes para hacer polos. Como yo todavía no tengo (Ikea, allá voy, prepárate) usé moldes para magdalenas de silicona y les puse unos palillos a modo de palo.


Metemos en el congelador unos 45 minutos o una hora y le ponemos los palillos (si no hemos usado moldes específicos para polos). Volvemos a poner en el congelador durante un par de horas. Y disfrutamos de nuestros polos caseros, fresquitos y saludables.


¡Están buenísimos, seguro que os encantarán!