martes, 1 de julio de 2014

Coctel de Verano: Coconut Chai Lemonade

Llevo más de un año queriendo hacer un post con la receta de algún cóctel (que, teniendo un bar, ya tiene delito), pero como mi idea es hacerlo tan bonito como en los blogs americanos -¿les dan una clase en el instituto para aprender a hacerlos taaaaan monos?-, lo he ido dejando. Hasta que el otro día probé esta Coconut Chai Lemonade y me enamoré. Tenéis que probarla, y os enseño a hacerla.

I've been willing to write a post about cocktails recipes for more than a year (and, owning a bar, it's almost a crime) but, since I wanted to make it as beautiful as american bloggers do -do they receive a highschool class about it?- I've put it off several times. Until a few days ago I tried this Coconut Chia Lemonade. You have to try it, let me show you how to make it.


Si os gusta el limón, el té chai (que lleva canela, clavo y cardamomo) y el coco, éste es vuestro cóctel. Dulce pero refrescante, perfecto para el verano. Encontré la receta en el blog Honestly Yum y tenía que probarla. Aunque le di mi toque personal. Os cuento:

En un cazo, se pone media lata o media taza de las de desayuno de leche de coco (la encontráis en Hipercor, Makro, etc.) con media taza de las de desayuno de azúcar moreno.


Se mezcla bien y se pone a calentar a fuego medio, removiendo a menudo. Cuando empiece a hervir, se añaden dos bolsitas de té chai (el mío es de Clipper's, y lo venden en tiendas eco y en Hipercor en la zona de alimentación dietética y ecológica), se remueve, y se deja con el fuego bajo durante cinco minutos, removiendo también a menudo.


Pasado ese tiempo, se retira el cazo del fuego, se sacan las bolsitas de té y se deja enfriar el sirope que hemos hecho durante unos cinco o diez minutos. Aparte, en una coctelera ponemos el zumo de un limón, un chorro de agua fría y hielo picado (yo esto último me lo salté porque no me gustan las bebidas muy frías, y menos con hielo picado). Añadimos el sirope, y mezclamos bien.


Vertemos la mezcla en un vaso (yo en ese momento le puse una bola de hielo grande para enfriarlo pero poco a poco) y le añadimos un poco de canela en polvo. Os aseguro que, aunque en esta foto parezcan unas natillas, es una bebida súper refrescante y deliciosa.


En el blog de la receta original decía que a este cóctel se le podría añadir ron para hacerlo más "veraniego". No descarto probarlo.

PD: ¿Os gusta la foto que ilustra el post? El fondo de madera en realidad es un .pdf impreso. Podéis descargároslo (junto a otros) en el blog Personalización de Blogs, que os recomiendo mucho, mucho, mucho si sois blogueras.

¿Qué os ha parecido esta receta? ¿A que apetece?