martes, 27 de mayo de 2014

3 Gestos que Cambiaron mi Piel (y la hicieron -casi- Perfecta)

Puede que os suene pretencioso, pero últimamente me sorprende, cada vez que me miro al espejo, lo bien que tengo la piel. Yo, que desde hace casi dos décadas he arrastrado problemas de acné, grasa e imperfecciones, veo ahora que tengo un cutis fino, liso y luminoso. Y eso se debe a tres pequeños gestos que incluí en mi rutina de belleza y alimenticia. ¿Queréis saber cuáles?

It maybe sounds  a bit conceited but lately I'm a little surprised of how good my skin looks. I've been struggling with blemishes, flaws and oily skin since I was thirteen, and now I find out that I have a luminous, flawless skin. And there are only three little things I'm doing in my beauty and diet routines. Wanna know which are they?


Os he hablado en diferentes ocasiones de cada uno de estos pequeños gestos, pero creo que juntos han conseguido hacer lo que me parecía imposible: que piense que tengo una piel bonita. Así que os revelo por fin cuáles son para que los pongáis en práctica.

-Doble Limpieza. El hecho de haber parecido acné desde muy joven me concienció de la importancia de la limpieza de la piel mañana y noche, así que eso no es ninguna novedad. Lo que sí que lo es es que ya no la hago como antes. Una vez que me desmaquillo con mi espuma de Ponds y agua, y en lugar de usar un tónico al uso, me paso un algodón impregnado en agua micelar hasta que sale compleamente limpio. De esa manera elimino cualquier resto de suciedad que haya podido quedar, suavizo la piel y cierro los poros. La diferencia, os lo aseguro, es notable.

-Exfoliante de Limón. Una vez a la semana, cuando sé que no voy a salir a la calle -los domingos- exfolio mi piel con una mezcla de bicarbonato sódico y unas gotas de limón recién exprimido. Masajeo la mezcla sobre la piel limpia y la dejo actuar unos minutos. Después, me enjuago con agua fría. Este remedio natural suaviza mucho, elimina células muertas, es antiséptico, ayuda a eliminar manchas y cierra los poros. Es una maravilla que además tiene un coste ínfimo.

-Gone Green. Conocéis mi pasión por los green smoothies, esos batidos de verduras y frutas que me hago en casa y tomo casi cada día. Esas mezclas de espinacas, manzana, bayas de goji, semillas de chía, apio, remolacha y casi cualquier otro vegetal que encuentro en casa (cada día voy innovando) están cargadas de vitaminas, minerales y fibra que ayudan a nutrir y a desintoxicar el organismo, lo que estoy segura que se traduce en una buena piel, sin imperfecciones y luminosa.

Como veis, se trata de gestos bien sencillos que podéis poner en práctica hoy mismo, tengáis o no problemas de piel. Tan sólo en el caso de que vuestra piel sea sensible os recomendaría no ser muy agresivas con el exfoliante de limón -o espaciar sus aplicaciones-.

¿Tenéis algún truco de belleza infalible? ¿Alguno de estos lo ponéis ya en práctica?