martes, 15 de abril de 2014

Tendencia de Primavera: Uñas Pastel

No puedo decir "de este agua no beberé", pero sinceramente el nail art no es lo mío. Nada de florecitas, dibujos ni extravagancias para mí. Prefiero la clásica manicura francesa, los rojos y corales y los tonos oscuros. Sin embargo, he caído en la tendencia de la temporada. Y es que esto de las uñas pastel tiene su punto...

I can't say "never", but honestly nail art is not my cup of tea. I don't like flowers or drawings in my nails. Reds, corals, dark colours and the classic french manicure are my go to styles. However, I'm starting to get into the pastel trend...



Como me pasa con otras cuantas cosas, las uñas en tonos pastel me gustan desde hace tiempo, pero en otras. Las veía en blogs -normalmente americanos, especialmente californianos, en chicas que viven al sol todo el año, siempre beben green smoothies y tienen un gusto exquisito- y me gustaban mucho. Pero no me animaba a probarlas en mí. Las veía ñoñas, sosas e incluso algo chonis. Eso en mí, repito.

Es más, las uñas blancas me recordaban a cuando en el colegio algunas compañeras se pintaban las uñas con tippex y yo era demasiado deportista o infantil o pasota para llevar las uñas pintadas a esa edad. No me gustaban nada.

Peeeero, hete aquí que un día estaba en la cola de Bodybell, que yo creo que las hacen a caso hecho para tentarte mientras esperas en el pasillo entre stands de L'Oreal, Maybelline, Rimmel y Astor, y los ojos se me fueron precisamente al esmalte más blanco de todos. De Astor, con un precio increíble (creo que andaba por los 2,5€) y llamándome. ¿Cómo no lo iba a coger? Pues eso. Y resulta que me gusta mucho cómo me queda, aunque en esta foto no se aprecie bien. El tono, por cierto, es Snow White.


Pero eso no es todo. La semana pasada, en Hipercor, un stand de L'Oreal volvía a captar mi atención. Cargado de esmaltes en tonos pastel (malva, rosa, verde, azul), con unos botes preciosos y a 2,95€. Volví a caer, obviamente -soy una presa fácil, marditos marketinianos-. Eso sí, sólo con el tono número 853, Menthe Glace, que es verde agua y queda tan bonito puesto que me resisto a quitármelo. De nuevo, la foto no le hace justicia.


Me parece que la cosa no acabará aquí, así que atentas a mi Instagram porque soy muy de publicar ahí cuando me pinto las uñas.

¿Habéis caído en la tentación de las uñas pastel, o sois más de tonos fuertes? ¿Os va el nail art?