miércoles, 19 de marzo de 2014

Cuida tus Uñas

Hoy os traigo un post dedicado a las uñas porque, aunque tengo la suerte de tenerlas muy bien, sé que hay gente a la que se le abren, rompen y estropean con facilidad. A partir de ahora eso no os va a pasar, porque os doy unos cuantos trucos para cuidarlas.

Today's post is focused on nails, since lots of people suffer from breaking and waek nails. You're gonna have strong ones after implementing these tips.


Muchas veces los problemas de nuestras uñas vienen dados por efecto de los productos que usamos, bien en ellas directamente, bien al hacer ciertas tareas. Por ello:

-Intenta usar guantes cuando laves los platos, limpies la casa o tus manos estén en contacto con detergentes y limpiadores. Los guantes de goma tipo cirujano son los mejores porque no restan sensibilidad ni entorpecen los moviemientos. Y son muy fáciles de encontrar.

-Cuando te desmaquilles las uñas, usa quitaesmalte sin acetona y lava las manos inmediatamente después para que el producto esté el menor tiempo posible en contacto con ellas.

-Utiliza limas pulidoras para alisar la superficie de la uña, pero no con demasiada frecuencia (porque hace que estas se vuelvan más finas y, por tanto, más frágiles).

-Cuando te limes las uñas, usa limas de cartón o cristal (nunca de metal) y pásalas en una sola dirección para evitar que se te abran en capas.

-Deja respirar las uñas al menos un día entre un esmaltado y otro. Yo, particularmente, apuesto además por esmaltes de toda la vida y no los permanentes, porque he comprobado que las uñas sufren mucho más con ellos.

-Aplica una base de esmalte transparente o base antes de aplicarte uno de color para evitar que las uñas se tiñan y adquieran un tono amarillento.

Algunos cuidados que podemos proporcionar a nuestras uñas:

-Introduce las manos en un cuenco con aceite de oliva tibio durante unos minutos. El aceite nutre, suaviza y fortalece las uñas, las cutículas y la piel que está alrededor.

-Procura lavarte las manos con agua fría, y evita que las manos estén en contacto con agua caliente mucho tiempo.

-Ponte crema de manos cada vez que te las laves. Algunas cremas, además, tienen componentes para cuidar las uñas. Un truco para no olvidar ponerte crema es tenerla siempre a mano (nunca mejor dicho: en el cajón del despacho, junto al fregadero de la cocina, en la mesita de noche...).

-Cuida tu alimentación. Las proteínas del pescado, el marisco y la soja son especialmente buenos para ellas.

-Toma un suplemento de levadura de cerveza. Es buenísimo para la piel, el pelo y las uñas.

-Usa lacas de uñas o bases endurecedoras. A mí me gusta mucho la de Mercadona.

Como veis, no son cuidados difíciles de llevar a cabo, y estoy segura de que los resultados serán muy positivos y rápidos de ver. ¡Ya me contaréis!