lunes, 3 de febrero de 2014

Proyecto Fit 2014: 10 Maneras de Reducir nuestra Grasa Corporal

Los lunes. Qué duros, ¿verdad? Madrugar, el trabajo, volver a la rutina semanal, el cansancio, el hastío... ¡Para! ¡Esa no es la actitud! ¡Hay que afrontar cada comienzo de semana con positivismo! ¡Con energía! ¡Sólo así lo sobrellevaremos bien! Anda, que te ayudo con algo. Con 10 maneras fáciles de que reduzcas tu grasa corporal. #denada

Mondays. They're hard, right? Waking up early, going back to routines, tireness, boreness... Stop! That's not the right attitude! You have to face every new week positively! With energy! Let me help you with something. With 10 ways to reduce your body fat. #yourewelcome


Son 10 ideas bastante fáciles de implementar y seguir, así que no quiero excusas. Además, no sólo son buenas por razones estéticas, sino también de salud. Mira:

-Reduce el consumo de azúcar. Ya sabes, menos bollería, pastelitos, azúcar blanca, refrescos, zumos envasados, comida precocinada (¿no sabías que tiene mucho azúcar?), etc.

-Consume grasa saludable. A saber, el aceite de oliva, el aguacate, los pescados azules como el salmón o las sardinas, los frutos secos crudos... Pero con moderación también, no se trata de encharcar las ensaladas con aceite o ponerse tibio de nueces.

-Reduce los hidratos de carbono refinados, y pásate a los integrales. No porque tengan menos calorías (que no las tienen), sino porque tienen más fibra y gracias a ella eliminamos más desechos de nuestro cuerpo, entre los que están las grasas no utilizadas.

-Bebe de dos a tres litros de agua al día. Sinceramente, creo que tres son muchos si tu actividad física es normal, pero mejor decir que bebas tres y te quedes en dos, que decir dos y te quedes en uno, que no es suficiente, ¿no crees? Es un tema de psicología...

-Maneja tus niveles de estrés. Cuando tus niveles de estrés son altos, tu cuerpo segrega más cortisol, que es una hormona que, entre otras cosas, favorece la acumulación de las grasas en el organismo. Eso no es bien, como dice Berto Romero. Así que ya sabes. Respira hondo y cuenta hasta diez.

-Incrementa tu ingesta de verduras y frutas. Obvio, ¿no?

-Come proteína magra. Pollo, pavo, pescado, lomo de cerdo, conejo... No pasa nada por comer otras carnes de vez en cuando, pero estas son las mejores para lo que estamos intentando.

-Muévete. Haz ejercicio, pasea, haz yoga o estiramientos... Todo lo que no sea quedarte criando culo en el sofá. Así de claro.

-Tómate cada mañana el zumo de medio limón con un poco de agua templada. Si le añades pimienta cayena, como te conté aquí, mejor que mejor.

-Ama el cuerpo que tienes mientras trabajas por conseguir el cuerpo que quieres. No es que esto elimine grasas (ojalá), pero al menos te servirá de motivación. Y además es muy saludable, ¿no crees?