lunes, 13 de enero de 2014

Proyecto Fit 2014: Evita Comer por Aburrimiento

Me parece que el título de este post, aparte de bastante claro, es algo que tod@s conocemos. ¿Cuántas veces te has lanzado a la nevera a buscar algo de comer porque no tenías nada mejor que hacer? ¿Y cuántas de esas veces escogiste una fruta o algo sano? Lo sé, no hace falta que lo digas. Te voy a dar unos cuantos trucos para no picar entre horas lo que no debes.

I'm sure most of you know the situation: you are standing in front of the fridge looking for something to eat because you're bored. And I'm sure too that most of those times you're not choosing healthy snacks, right? Here you have some good ideas to avoid it.



La clave está dos factores: evitar el aburrimiento y elegir bien el snack que vamos a tomar. Fácil de decir pero no tanto de cumplir, ¿verdad? Pues sigue estas ideas y vencerás:

-Mira el reloj cuando te asalte ese ataque de hambre. ¿Realmente hace tanto desde que comiste por última vez? ¿Cuánto queda para la próxima comida? Si es menos de dos horas, espera. No puedes tener hambre, salvo que no hayas comido bien (mal hecho en tal caso). Así que haz un pequeño esfuerzo. O toma alguna de las cosas que te cuento a continuación. Por cierto, te digo esto teniendo en cuenta que debemos hacer tres comidas principales y dos snacks ligeros al día...

-Bebe agua. Muchas veces, aunque el cuerpo nos manda una señal de hambre, en realidad tenemos sed. Prueba a beber un par de vasos de agua y espera unos minutos. Lo más probable es que la sensación de hambre se te pase.

-Tómate una infusión caliente. Los líquidos calientes son reconfortantes y nos dan sensación de saciedad. Y las infusiones, aparte de aportarnos beneficios diversos, no aportan calorías.

-Ten snacks saludables a mano. Frutos secos (para tomar sólo un puñadito, ojo, y que sean crudos y sin sal), fruta, zanahorias en bastones, yogur, tortitas de arroz, pechuga de pavo...

-No tengas snacks calóricos o al menos llenos de calorías vacías. Lo mejor para evitar la tentación es no tenerla cerca. Si en tu casa no entran chocolatinas, helados, bollería y esas otras  bombas calóricas que no aportan nada bueno (vale, salvo el inmenso placer de comerlas) no habrá manera de que las comas cuando no debes. Y eso no significa no tener cosas ricas. Mejor ten chocolate negro, crema de cacahuete casera, galletas con fibra y poco azúcar, etc. Al menos estarás comiendo algo que te aporte algún beneficio (fibra, antioxidantes, proteínas).

-Haz ejercicio, da un paseo o haz algo que te guste mucho (y que no sea picar, claro). Volvemos aquí al inicio del "problema". Si no estás aburrid@, no te darán ganas de picotear. Las horas se te pasarán volando. Y harás algo productivo. Te parecerá una frickada, pero a mí hacer unas cuantas sentadillas o abdominales en esos momentos críticos me ayuda, y mucho (y, de paso, me proporciona unas piernas, glúteos y barriga de escándalo).

¿Tienes algún truco para no picar lo que no debes cuando no debes? ¿Qué te parecen estas ideas?