domingo, 1 de diciembre de 2013

Proyecto Fit 2013: Plank Challenge

¡Se acabo el mes de noviembre! ¿Habéis cumplido nuestro Squat Challenge? No ha sido tan duro, ¿no? Unas poquitas de agujetas y listo... ¡y el culete firme merece la pena! Pues vamos a comenzar diciembre con un nuevo reto, esta vez para nuestros abdominales pero también los hombros. Os propongo un Plank Challenge. ¿Vamos a por él?

November is over! Have you completed our Squat Challenge? It wasn't that hard, right? And a great booty worths the effort. No pain, no gain! Well, let's start December with a new challenge. This time, for our abs and shoulders. Let's go, Plank Challenge!


La ejecución es muy, muy simple: hay que ponerse boca abajo, apoyar las manos o los codos en el suelo, elevar la pelvis y apoyar las puntas de los pies, manteniendo la espalda recta y los abdominales contraídos. Tal y como se ve en estas imágenes de arriba y abajo.



Entonces, el ejercicio consiste en mantener la posición, sin arquear la espalda ni relajar los abdominales, durante un minuto. Nada más. Y nada menos, porque anque a simple vista parece muy fácil, la verdad es que conforme van avanzando los segundos la cosa se va poniendo más difícil...

Vamos a hacer esto cada día del mes, un minuto por la mañana y otro por la tarde, por ejemplo antes de ponernos el pijama al llegar a casa. ¿Os parece? Si veis que un minuto es demasiado, podéis empezar con treinta segundos.


Más adelante, para hacer el ejercicio más completo y trabajar todos los músculos abdominales, podemos introducir variaciones. Por ejemplo, como en la imagen de arriba, elevando una pierna durante unos segundos, e incluso una pierna y el brazo contrario. O bien hacer un plank lateral, como aquí abajo.


Con este ejercicio vamos a endurecer nuestros abdominales y también las lumbares y los hombros, pues son todos los músculos implicados. Procurad alejar los hombros de las orejas al hacer el ejercicio, porque tendemos a contraerlos y eso los sobrecarga.

Yo voy a añadir este reto a mi squat challenge, que lo voy a mantener también durante diciembre, y a mi rutina habitual. ¡Veréis que acabamos este año cañonas y cañones todos!