miércoles, 25 de diciembre de 2013

Chanel Sublimage, un regalo para la piel

Hace unos cuantos meses me regalaron unas muestras de la línea Sublimage de Chanel. Un sérum, un contorno de ojos y una crema que he estado guardando como un tesoro por su presentación y el lujo que representan  hasta esta época de Navidad en que los estoy usando. Sigue leyendo para saber por qué me parecen un auténtico regalo para la piel.

A few months ago I was gifted some samples of Chanel Sublimage. A serum, eye contour and a cream I've been keeping to use them in Christmas because of the luxury they give to the skin. Keep reading to know my opinion.



Sublimage L'Essence, que es el sérum, posee el poder de destoxificar y revitalizar la piel. Su potencia excepcional se debe al activo-joya de su fórmula, nacido de un tesoro, la Flor de Oro del Himalaya: una planta de extraordinarios poderes utilizada desde hace miles de años en la medicina tradicional Amchi. La Flor de Oro del Himalaya, purificada al máximo gracias al Polifraccionamiento, creado a medida por CHANEL, da lugar a una quintaesencia sublime, pura y potente: el activo Golden Champa PFA. Gracias a su acción, las células se liberan de la influencia de las toxinas, causa de su envejecimiento prematuro, y recobran su pureza original.

Por su parte, Sublimage La Crème no es simplemente un tratamiento antiedad, sino un tratamiento excepcional. Su nuevo e infinito poder de regeneración actúa sobre todos los factores vitales de la piel, revelando una belleza sublime. El nombre de su poder: Enriched Planifolia PFA*. Este nuevo activo-joya se obtiene de la fusión de dos tesoros vegetales de poderes extraordinarios sobre todos los signos de la edad: el fruto y la flor de la Vainilla de Madagascar. Trabajados por CHANEL, se convierten en quintaesencia potente y regeneradora. Maravillosamente hidratada y nutrida en profundidad, la piel está infinitamente regenerada. La tez está luminosa y unificada. Los contornos del rostro se reafirman, los rasgos se alisan y se tonifican. La Crème consigue unos resultados inéditos. Su potencia sólo es comparable con su singularidad:

Arrugas: -36%
Firmeza y tonicidad: + 26%
Luminosidad: +118%
Hidratación: +74%
Tez uniforme: +43%

Finalmente, La Crème Yeux desvela la eficacia de SUBLIMAGE en esta zona tan delicada del contorno del ojo. Posee un activo excepcional, cuya potencia sólo es comparable a su singularidad. Éste nace de la fusión entre dos tesoros vegetales con extraordinarios poderes sobre los signos de la edad: el fruto y la flor de la Vainilla de Madagascar. Es la Vanilla Planifolia PFA* Enriquecida exclusiva**. El activo estimula todos los «factores de vida» esenciales para la belleza de la piel, la firmeza, la luminosidad, la uniformidad de la tez y la hidratación. En complemento, un complejo específico para los ojos borra las bolsas y las ojeras que apagan. Los párpados se reafirman. El contorno del ojo, alisado y tonificado, refleja la luz.

Depués de daros estos datos que Chanel proporciona en su página web, os cuento mi opinión como usuaria:

El sérum es ligero y se extiende perfectamente por el rostro. Deja la piel lisa y suave, con luminosidad. La crema huele genial y es muy rica, por lo que su aplicación es un gustazo. Incluso con mi piel mixta-grasa, no deja sensación de pesadez y se puede usar no sólo por la noche, sino también durante el día. El contorno de ojos es algo más denso que otros que suelo usar, pero se extiende muy bien y deja la vista descansada.

Desde que estoy usando esta línea veo mi piel luminosa, muy bonita, se ve muy cuidada. No sé hasta qué punto las pocas arrugas que tengo (que están alrededor de mis ojos solamente) se eliminarían usando estas cremas el tiempo necesario, pero sí que veo que el aspecto general de mi cara es mejor.

Eso sí, a 225€ la crema, unos 165€ el sérum y unos 110€ el contorno de ojos... ¿qué opináis? ¿Merece realmente la pena una inversión tan grande como esta en unas cremas, independientemente de nuestros saldos bancarios y con cuestiones morales aparte? Si os hubiera tocado el Gordo de Navidad el domingo (si os ha tocado os doy mi más sincera enhorabuena) y nadárais en la abundancia, ¿compraríais estas cremas, o seguiríais usando las que ya tenéis que son más baratas pero no están mal?