martes, 1 de octubre de 2013

Proyecto Fit 2013. Súperalimentos: Quinoa

Dentro del Proyecto Fit 2013, como os dije, la alimentación tiene un papel muy importante. Me he propuesto seguir comiendo de forma saludable, como hago siempre, pero introduciendo nuevos alimentos que voy descubriendo y que tienen propiedades muy beneficiosas. Y uno de ellos es la Quinoa. Seguid leyendo para descubrir este "superalimento".

In my Fit Project 2013, as you know, nutrition and diet is a very important factor to take into account. I'm willing to keep a healthy diet and introduce new healthy food. And one of them is Quinoa. Keep reading to know more about this "super food".


La Quinoa es una semilla perteneciente al grupo de las quenopodiáceas (al igual que las espinacas), que se considera cereal por su composición y forma de comerla. Es rica en proteínas, hierro y magnesio, vitaminas del complejo B, vitamina C, E, tiamina, rivoflavina, y tiene un alto contenido de minerales, tales como fósforo, potasio, y calcio entre otros. 

A diferencia de otros cereales, la Quinoa tiene un alto contenido en proteínas y algunos aminoácidos esenciales para producir proteínas, lo que la hace muy interesante en dietas para deportistas. Además, no tiene gluten y es muy fácil de digerir. Su bajo índice glucémico la hace también muy indicada para dietas de pérdida y de mantenimiento de peso, pues hace que los niveles de insulina en sangre no suban rápidamente y que la energía se libere poco a poco, evitando "ataques de hambre" al poco de comerla (cosa que pasa con los dulces, por ejemplo). 


Dicho esto, que es muy científico, os cuento que la Quinoa es una gran alternativa a otros cereales y pastas no integrales que comemos a menudo. Se cocina igual que el arroz o el cous-cous (agua hirviendo y un poco de sal), y es muy versátil porque puede tomarse dulce o salada.

Personalmente la prefiero en su versión salada, pues el otro día me la hice para desayunar con leche de almendras, miel y canela y estaba buenísima pero se tarda unos veinte minutos en cocerla, y por las mañanas no siempre tenemos tanto tiempo. Su versión salada, por ejemplo, puede hacerse cociéndola y dejándola enfriar un poco y mezcándola con tomate, pimiento y pepino picados y un poco de salsa de yogur. Esa especie de taboulé de verduras está buenísimo y nos llena de proteínas, vitaminas y minerales de una manera rápida, sana y rica.


Seguro que probaré más recetas de este grano tan bueno para la salud, porque hay muchas maneras de cocinarlo. ¿Queréis que os las vaya contando?

¿Conocíais la Quinoa? ¿La habéis probado? ¿Algún otro "superalimento" que os gustaría compartir?