lunes, 7 de octubre de 2013

Proyecto Fit 2013. La Importancia del Desayuno

Todos sabemos de sobra la importancia que tiene desayunar para nuestra salud y nuestro peso. Pero no todos ponemos en práctica lo que sabemos. No basta con un "café bebido" y salir pitando. Y comerse un bollo de camino al trabajo no es lo más aconsejable. Ya sabéis que un desayuno ideal debe tener fruta, hidratos de carbono, calcio y proteínas. ¿Mucha tela para meterle al cuerpo de buena mañana? No tanto, mirad mis tres propuestas.

We all know how important a good breakfast is for our health and our figure. But not all of us have a really good breakfast every morning, right? Is a good breakfast having just a coffee? A muffin? Of course not. We must eat fruit, carbohydrates, calcium and proteins. Do you think that's too much for you? Just look at my suggestions...




Como decía, lo primero que tenemos que incluir es algo de fruta. Puede ser en zumo (siempre natural porque los envasados tienen azúcar añadido, conservantes, etc. y nunca tendrán las mismas vitaminas que uno recién hecho por ti), en batido como el que yo me hago de manzana, espinacas, apio y casi lo que pillo en la nevera, o entera. Incluso podemos aceptar el agua templada con zumo de limón y miel. Vamos, cualquiera de estas opciones no te lleva más de cuatro minutos...


Por cierto, he leído que el zumo de trigo verde (sí, has leído bien) es increíblemente sano, y tengo que probarlo. A ver si lo encuentro en algún sitio y os puedo contar...

Después, las proteínas, los hidratos y el calcio. No vas a hacer un desayuno de tres platos, tranquil@. Basta con tomar alimentos y preparaciones inteligentes. Como la quinoa con leche de almendras con calcio, miel o sirope de ágave para endulzar y un poco de canela:


El único inconveniente de hacer la quinoa para desayunar es lo que tarda en hacerse, como os decía el otro día, por eso creo que es mejor hacer la misma preparación pero con copos de avena, a los que sólo tienes que añadir la leche bien caliente y dejarlos reposar cinco minutos (mientras te maquillas o vistes, por ejemplo). Aquí tenéis cómo queda, aunque se me olvidó ponerle los arándanos desecados que compro en Mercadona y que le dan un toque buenísimo:


La tercera opción (que no la última, porque se me está ocurriendo un sandwich de salmón o de pechuga de pavo con queso tipo Philadelphia y un vaso de leche como otra alternativa) la he adoptado hace poco y no me puede gustar más:

Una torta de arroz inflado con crema de cacahuete (tengo pendiente hacer una casera, ya os contaré) y un poco de mermelada de fresa de temporada (por aquello de que pase mejor, que si no parezco un pato al tragar) más un vaso de leche de arroz y coco. La crema de cacahuete tiene muchas proteínas, ¿lo sabíais?

Bueno, ¿qué os parecen estas propuestas? Si dejáis todo más o menos preparado la noche anterior no os llevará casi nada prepararlo, y comerlo depende de vuestra velocidad (la mía es muy baja, así que me reservo unos quince minutos), pero bien merece la pena dormir cinco minutos menos si eso significa salir de casa con energía, ¿verdad?

¿Alguna otra sugerencia de desayuno?