miércoles, 2 de octubre de 2013

Los Cuatro Productos que han Cambiado mi Pelo (para bien)

Nunca en la vida he tenido melenón. Ni siquiera melena pelá y mondá. Más bien he tenido un pelo pobre, quebradizo, poco brillante y suave y bastante difícil de dejar largo. Hasta que me propuse cuidármelo. No es que ahora tenga el pelassso de Ariadne Artiles (qué lastimica), pero he conseguido que tenga más cuerpo, brille más, esté suave y se rompa menos. Tanto, que ahora lo llevo a mitad de la espalda. ¿Quieres saber cómo lo he conseguido? Pues con cuatro productos buenos, bonitos y baratos. Sigue leyendo...

I never had a good hair. In fact, my hair has always been poor, fragile and matte. But I decided taking care of it a few years ago and now it's shiny, soft and stronger. Well, I still don't have Ariadne Artiles' great mane, but it could be considered good enough. And I only used four cheap products. Wanna know them? Keep reading...





El primero de ellos, y a riesgo de entrar en antiguas polémicas sobre si es bueno o no o si realmente tiene efectos en el pelo, es el champú de caballo. Yo lo compré hace mucho tiempo con la duda de si la leyenda urbana sería real o no y la verdad es que, en mi pelo, tuvo un efecto buenísimo. No sé si es porque lleve la tan comentada biotina (una vitamina de la que dicen sólo hace efecto cuando se toma por vía oral, y no si se aplica de manera tópica), porque no lleva siliconas ni perfumes ni nada de eso o por qué, pero desde que lo empecé a usar mi pelo cambió. Se rompe menos, tiene más volúmen y ha crecido a una velocidad mayor que antes. Ya lo uso muy de vez en cuando (al principio siempre me lavaba el cabello con él), y mantengo que en mi caso ha tenido efectos muy positivos.

 

El segundo producto que ha cambiado mi pelo, aunque aquí pongo una foto de Pantene porque es el que uso ahora, es en realidad un "genérico". Quiero decir que hace tiempo dejé de usar champús para pelo graso, como es el mío. ¿Por qué? Porque no es que hicieran que la grasa desapareciera ni que me tuviera que lavar el pelo menos a menudo, y además resecaban las puntas. Por eso ahora uso champú para cabello normal. El pelo me dura el mismo tiempo limpio pero ya no tiene los medios y puntas resecos, y se desenreda mucho mejor, con lo cual se parte menos y por tanto es menos difícil dejarlo crecer. Ah, y brilla más.
 

El tercer producto ya lo conocéis porque os he hablado de él un par de veces. Es el 11 Benefits de Salon Hits. Me encanta porque es una mascarilla sin aclarado que me desenreda el pelo y lo nutre, suaviza, abrillanta, repara y no sé qué más cosas buenas. Me encanta que al ser sin aclarado me haga ahorrar tiempo y gastar menos agua. No deja nada apelmazado el pelo. Es práctico para llevarlo de viaje. Y cuesta menos de 10€. ¿Qué más queremos? Que lo vendan en cualquier sitio. Pues sí, yo lo compro en Bodybell.


Y del último producto, qué os voy a decir que no sepáis ya... Que desde que lo probé no quiero otro. Que nada me deja el pelo más suave, más brillante y con más luz. Que repara que es una maravilla. Que proteje, que ayuda a peinar, que huele que te mueres de bien y que cunde un montón. Lo único malo es que sólo lo venden en algunas peluquerías y me cuesta un poco encontrarlo, pero por lo demás es el mejor producto del mundo mundial para el pelo. Si lo probáis me entenderéis. Y no me pagan por decirlo, que conste (ya quisiera yo que me pagaran, aunque fuera en especie!!!)


En fin, aquí tenéis mis "secretos" para un pelo cuidado y mejorado. Ya me conocéis, y sabíais que iban a ser buenos y baratos. Rosa contribuyendo a la causa, como siempre. De nada...