viernes, 6 de septiembre de 2013

5 días con... Lentejuelas

Es llegar una tienda y tirar a por dos cosas automáticamente: las rayas y las lentejuelas. Posiblemente tenga una explicación psicológica (¿algún especialista en la sala?) pero, mientras, disfruto de los brilli-brilli en todas las prendas posibles. Aviso: las fotos hacen poca justicia a las pailletes. #urracaspower

Whenever I am at a store, I always get captured by striped and/or sequin garments. Here, you can see some of my paillettes styles. Do you love them as much as I do, or not?




Comencé las vacaciones con mucha energía y buen rollo, como podéis ver. A ello ayudaba mi camiseta de Bershka con la bandera americana en forma de corazón y con lentejuelas. Me encanta. Los vaqueros son de H&M y las zapatillas estilo Converse, de Primark. Todo tiene unas cuantas temporadas.


Para alguna noche de trabajo en Suite, me gusta la combinación rojo+negro. Las lentejuelas en este caso están en la chaqueta de manga francesa y corte bajo el pecho de Pull & Bear de hace cuatro años. Los pantalones, que llevo remangados, son de una tienda de chinos (#pérdidadeglamourautomática #yoesquenomecallonada), la camiseta es de Zara y los zapatos son de Primark. Nada de nueva temporada.
 

Para otra noche de total black look, camiseta de gasa con lentejuelas en forma de lágrima comprada en un mercadillo hace unos 11 años (sí, creedme), pantalones harén de Primark de hace dos años y zapatos de Zara de hace 5 años que no me he puesto más que dos veces porque son incómodos como ellos solos pero me resisto a tirarlos). Por cierto, que me rompí un dedo del pie en las vacaciones y para hacerme esta foto he visto las estrellas. Lo mismo ahora necesito una semana más de recuperación aparte de las cinco que me va a tocar andar como si tuviera una pata de palo... #loquetienequehacerunaporsusfans
 

Más lentejuelas en esta camiseta que yo llamo "estilo Sara Carbonero" que me compré en un mercadillo en Oliva estas vacaciones, igual que los shorts de guipur, y en las sandalias de una tienda de chinos de este verano.  Las lentejuelas de la camiseta, que no se ven, están en los ojos y todas las partes negras del búho, por cierto.


Y termino con una de esas prendas que me encantan cuando veo en la tienda y no puedo dejar de comprar pero que luego son un poco inútiles: demasiado calurosas para verano, y demasiado frescas para el invierno. Total, me la pongo dos días al año. Es este jersey de Zara que me compré la primavera del año pasado. Pero es que es dorado y está lleno de lentejuelas, no podía evitarlo. Los shorts son de Primark de este verano, y las sandalias de Corinna también de este verano.


¿Os gustan las lentejuelas tanto como a mí, u os parecen un elemento un poco "Noche de Fiesta"?