lunes, 22 de julio de 2013

Maquillaje Buena Cara en Cinco Minutos

Verano. Vacaciones. Descanso. Pero también noches más largas de la cuenta y, a veces, pocas horas de sueño (sobretodo cuando aún no has podido disfrutar de tus días libres). ¿Cómo parecer descansada cuando has dormido poco y/o mal? Sigue leyendo, es muy fácil...

Summer. Holidays. Relax. But long nights and, sometimes, less sleeping hours too. How to look like you have slept eight hours when not? Keep reading, it's simple...
A veces tenemos una carita al levantarnos que no se la deseamos ni a nuestra peor enemiga. Tranquilas, podemos eliminar o al menos atenuar esos signos de cansancio de manera fácil y rápida.

En primer lugar, empieza por lavar tu cara con agua bien fría. Esto activará la circulación y "despertará" la piel. Además, aplica la crema hidratante con ligeros toques que contribuyan a seguir activando la circulación.


Opta por una crema con color o BB Cream mejor que por una base de maquillaje, para que la piel se vea ligera pero con buen tono. Además, recurre al colorete (mejor si es en crema para dar más "jugosidad" al rostro).


 No conviene destacar mucho los ojos, que tendrán signos de cansancio, pero sí hay tres trucos muy buenos:

1. El corrector es tu salvación. Aplícalo en la zona de la ojera. Que sea sólo un tono más claro que tu tono de piel y no demasiado denso, para no recargar la zona. 

2. Delinea tus ojos con lápiz marrón o gris de manera muy ligera y sólo en las pestañas superiores. Además, utiliza un lápiz blanco, o mejor vainilla, en la línea de agua. Esto hará que el ojo parezca, además de descansado, más grande.


3. El iluminador es una herramienta fundamental en estos casos. Utilízalo para crear puntos de luz en la zona del lagrimal y bajo la ceja, de manera que se eleve ópticamente el párpado. 


Por último, utiliza ese mismo iluminador para dar tres toques en el pómulo, así como en los surcos que van de la nariz a la boca, y difumínalos bien. Y nada de labiales densos y oscuros, mejor un brillo ligero y no pegajoso.

¿Veis qué fácil es parecer más descansada cuando hemos pasado una noche toledana? Eso sí, de los bostezos no nos libra nadie...