lunes, 15 de julio de 2013

Looks Premamá de Verano

Que no se me asuste nadie. Sigo siendo una. Y seguramente me meteré en camisa de once varas (o de nueve meses), pero este post lo hago por petición de mi amiga Magda. Y yo tan encantada. ¿Vas a ser mamá y la ropa típica te parece horrorosa? (como a mí). Pues aquí tienes algunas buenas ideas.

Do not panic, I'm not pregnant. Yet. But my friend Magda asked me to write a fashion-for-pregnants post and here I am. I hope you like these ideas.



Como una nunca ha tenido que soportar los rigores del calor llevando a cuestas un bombo, no sabe lo que significa eso (las comilonas pesadas no cuentan). Pero más o menos me imagino que lo que menos apetecerá será llevar prendas pesadas, estrechas o incómodas. Ni feas tampoco, digo yo, porque telita con lo que se ve a veces por ahí. Que parece que por estar embarazada es mejor que vayas hecha un adefesio...

Se puede ir tan guapa como Nicole Richie con ese vestido hippy y esa cazadora vaquera (no apta para España en julio si vives de Guadarrama para abajo). Sandalias planas y roete mono son también obligatorios. Igual que Jessica Alba en la foto del principio.

Los vaqueros también son para embarazadas. Me parece que estos dos modelos quedan genial con esos tops. Por cierto, que a mí me gusta la ropa premamá que deja ver que vas a ser mamá, y no que tienes la tripa hinchada por gases.

 Otro vaquero (esta vez blanco, que ya sabéis que me pirran) con una blusa amplia. Cómodo tiene que ser, ¿no?

Más ideas veraniegas: tonos crudos, pantalones capri e incluso shorts. Eso sí, lo de los tacones no sé yo. Si ya me duelen hoy en día, ni me imagino cuando lleve un peso extra de cinco o siete kilos.

Las futuras madres de este verano estáis de suerte. Eso de que se lleven los pantalones harén, anchos y con caída os ayuda mucho. Por cierto, fijáos cómo llevando un complemento llamativo o un color en una zona u otra (un gran collar, un pañuelo a la cintura, colores oscuros) desviareis la atención allá donde queráis.

Pero mi look favorito es este. Un vestido blanco, con corte imperio, hace maravillas. Además, puede no ser necesariamente de premamá, y así os servirá para otros años. Si además ya tenéis el pelo maravilloso de la Alba, me quito el sombrero.