jueves, 4 de julio de 2013

Ejercicios para Brazos

¿Creíais que la sargento Sorroche se había ido de vacaciones? Nooooooo. Vuelve a la carga para seguir poniéndoos cañonas. En esta ocasión, para tonificar vuestros brazos y que no parezcan de alambre "nunca mais". ¡Firmes!

Did you think Sergeant Sorroche had gone on holidays? Nope. I'm here again to make your bodies look like beautiful machines. Today, we're working out our arms. They'll never look like wire. Let's get started!



Empezamos con un ejercicio que además sirve para aumentar la frecuencia cardiaca (no olvidéis calentar un poco antes de empezar a hacer ejercicio, es básico). Se trata del Burpee. Tenéis que hacer la secuencia que veis en la foto, pero nada de hacerla despacio. Se hace dando un salto entre el segundo y el tercer paso, y entre el tercero y el cuarto (es decir, para pasar de las piernas encogidas a las piernas estiradas en el plank, hay que hacerlo dando un pequeño salto; lo sé, me explico como un libro cerrado). Hay que repetirlo durante un minuto.
[Foto: www.tribesports.com]

Seguro que conocéis este ejercicio para los triceps. Se puede hacer usando una silla o una mesa baja como apoyo. Durante un minuto.
[Foto: www.albertolazaromagro.blogspot.com]

Ejercicio para brazos (hombros, bíceps, tríceps) y pectorales: las típicas flexiones. Si os cuestan mucho, podéis empezar haciéndolas con las rodillas apoyadas en el suelo. Hay que subir y bajar controlando el movimiento y con el abdomen contraido. Otro minuto (vale, aceptamos 30 segundos como animal de compañía, pero sólo si sois principiantes).
[Foto: www.mamanatural.com]


Para los hombros: usar mancuernas o botellas de de agua. Muy fácil. Subir y bajar los brazos paralelos al suelo durante un minuto. Recordad mantener el abdomen contraído y las rodillas ligeramente flexionadas.
[Foto: www.picstopin.com]


Por último, un ejercicio que parece sencillo pero no lo es tanto. Además, si lo hacéis bien, lo vais a notar mucho en los abdominales. Simplemente se trata de mantener la postura A durante 10 segundos y pasar a la postura B, manteniéndola otros diez segundos. Volvemos a la postura A. Repetimos 3 veces. Y luego al otro brazo, ¿eh? Vuelvo a recordar: abdomen bien duro, como si quisiérais pegar el ombligo a la columna.
[Foto: www.womenshealthmag.com]

En teoría, debéis repetir la serie de ejercicios tres veces para completar una rutina de 15 minutos. Lo sé, cuesta, pero os aseguro que con la práctica os costará cada vez menos y que además vais a ver resultados muy pronto. Y tranquilas, no pareceréis Schwarzzenegger.

¿Qué os animáis?