martes, 4 de junio de 2013

Receta: Muffins de Mojito

La receta de hoy es, cuanto menos, sorprendente. No porque no sea de dulces, que lo es, sino porque no todos los días mastica una un mojito, ¿no? Ya os hice un avance-adivinanza en Instagram. Rica de comer (aunque personalmente la prefiero sin el glaseado) y fácil de preparar, aquí la tenéis.
Today's recipe is, for sure, surprising. Have you ever chewed a mojito? Well, you're going to. I made an preview at Instagram, and today you have the recipe. So easy to make and delicious to taste ('though I prefer it without the glaze).




En un bol, poner 200gr de azúcar glass y 175gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente. Batir con una batidora eléctrica hasta que la masa tenga consistencia. Añadir 4 huevos y mezclar hasta que esté bien combinado.



Después, añadir 150gr de harina para reposteria y 100gr de harina convencional, y una cucharadita de levadura, y mezclar suavemente. 


Entonces, añadir la ralladura y el zumo de dos limas y la ralladura de un limón. En este momento, podemos añadir 40ml de ron blanco. Yo no lo hice, pero para la próxima lo probaré. Machacar unas cuantas hojas de menta, y añadirlas a la mezcla. Llenar la bandeja con la pasta e introducirla a continuación en el horno durante 20 minutos hasta que tengan un color dorado a unos 170º.


En un bol aparte, y mientras, hacemos el glaseado. Mezclamos 200gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente, 400gr de azúcar glass, la ralladura y el zumo de una lima y la ralladura de un limón. Yo, además, añadí un poco de colorante amarillo para darle más intensidad al color.

 

Nota: la taza y el plato son tipo "XL", no es que el muffin sea para los pitufos...

Cuando los muffins estén fríos, metemos el glaseado en una manga pastelera y los decoramos. La receta original dice que se empieza haciendo círculos con el glaseado desde el centro hacia afuera, pero yo creo que así se quedan los bordes exteriores más altos que el centro. La próxima vez lo haré al reves, para que quede más tipo pirámide, como los muffins que sacan en las revistas...

Ya lo veis, una receta muy fácil de hacer y muy rica, además de original. ¿Os atrevéis?