jueves, 20 de diciembre de 2012

El desayuno de la campeona (eco)

Pocos placeres me gustan más que desayunar tranquilamente leyendo el periódico o una revista. Nunca he sido de esas personas que "no pueden comer nada más levantarse". Yo me levanto con hambre. Y adoro las tostadas con aceite de oliva y tomate, el colacao, la fruta fresca, la pechuga de pavo, los croissants, los suizos con mantequilla y mermelada (desayuno de los sábados en mi infancia, cómo me gustaba), los cereales que dan sabor a la leche, los churros, el té verde... Pero, como todo no puede ser, seleccionemos lo más sano y lo que más energía de la buena va a dar a nuestro cuerpo.


Últimamente estoy tomando, aparte de mi vaso de agua templada con miel y limón en ayunas, una tortita de arroz con un poco de queso crema y pechuga de pavo y una taza de leche. Riquísimo y energía pura pero ligera. Entre vosotras y yo, la leche de avena no me gusta nada, pero tendré que gastarla...


Además, aquí os muestro los dos suplementos que tomo desde hace algunos meses. El aceite de onagra tiene omega3, y además de ser muy bueno para la piel (se pueden pinchar las cápsulas y aplicarlo directamente en el rostro) ayuda a regular el ciclo menstrual. Las cápsulas para pelo, uñas y piel de Mercadona llevan levadura de cerveza y jalea real, y he notado que el pelo me ha crecido mucho más desde que las tomo.

Y vosotr@s, ¿qué desayunáis?